Neuropolítica | Salud electoral

0
351

Por David Uriarte

Alternativo.mx / Para entender el mundo de la realidad, basta un proceso electoral. Las emociones son las únicas afectadas. Si a cualquier problema le quitas las emociones, solo se queda la realidad. Lo que aplica para los enfermos aplica para los sanos, en este caso, lo que aplica para los ganadores, aplica para los perdedores.

Hay tres principios básicos cuando de salud o enfermedad electoral se trata: conciencia de triunfo o derrota, apego a los resultados y apego al vínculo de grupo.

La conciencia de ganador y la conciencia de perdedor representan la base de la conducta futura, es decir, de eso depende transitar en armonía a la segunda fase, en este caso, o ganaste o perdiste, si ganaste, la segunda fase ya no es de candidato, hoy se tiene que pensar como titular del cargo para el cual contendió; o mismo aplica para el perdedor.

Apegarse a los resultados significa creer en las instituciones, creer en el trabajo de los escrutadores y en la suma de voluntades para lograr construir ante los ojos de todos, la realidad que alguien goza y otro puede o no sufrir, todo depende del grado de aceptación y en consecuencia de la tolerancia a la frustración. La tercera fase es el fortalecimiento del grupo, para el ganador, los espacios son reducidos en tanto no existe garantía ni es el objetivo en sí convertirse en una agencia de colocación de empleo La tercera fase para el perdedor siempre es penosa por dos razones, porque la mirada cambia y el brillo de los ojos también, la emoción de la derrota siempre será la mejor prueba de su propia conciencia, la segunda razón de la pena del perdedor es el vínculo con sus seguidores, amigos, familiares y a veces fanáticos que creyeron en el proyecto cuyo fracaso hoy es el piso de su realidad. La salud electoral es el respiro legítimo de la suma de voluntades expresadas en una acción llamada voto, contrastado por los iguales en una realidad que se llama resultado.

Te puede interesar:  Que siempre sí habrá Foro de Pacificación en Sinaloa

La salud electoral se conserva en función de la conciencia del triunfo o derrota, apego y confianza a las instituciones, y apego al vínculo gregario que dio origen a las huestes en la contienda.

El triunfo siempre entierra derrotas y las derrotas fertilizan el triunfo.

Te recomendamos leer:

Sinaloa | Denuncian compra de votos en Navolato

Sinaloa | Arrasa Morena en diputaciones federales; 7 de 7

Share

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí