Un nuevo caso de indignación

0
24170

Luz Raquel Padilla Gutiérrez, de 35 años de edad, murió este martes, a pesar de haber recibido atenciones médicas, tras tres días después de ser quemada viva. Los hechos sucedieron en la colonia Arcos de Zapopan cuando al menos tres hombres y una mujer le rociaran alcohol y prendieran fuego, según testigos.

Según la Fiscalía de Jalisco, Padilla Gutiérrez contaba con una denuncia previa por el delito de amenazas en contra de uno de sus vecinos por problemas relacionados con la convivencia vecinal, por la que se inició una carpeta de investigación. Se especifica que la víctima era madre de un menor con autismo; las intimidaciones que recibió fueron derivadas de la falta de empatía por sus vecinos respecto al comportamiento de su hijo, pues según ellos “hacía mucho ruido”.

Se comenta que la mujer ya había sido atacada en mayo con cloro de uso industrial en la zona del tórax, en esa ocasión le provocaron quemaduras de segundo grado; sin embargo, presentó una denuncia ante la comisaría de Zapopan sin recibir debida atención ni seguimiento a la misma. “Ayuda, mi agresor me atacó con cloro industrial y mi seno izquierdo está mal y las #amenazasdemuerte son a diario porque es mi vecino mi #agresor ya levanté mi denuncia pero no hacen nada por protegerme, tengo miedo por mi vida y la de mi familia”, escribió en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con el fiscal de Jalisco, Luis Joaquín Méndez, uno de los presuntos responsables del homicidio de Luz Raquel, Enrique “N”, se presentó voluntariamente ante las autoridades del estado. Dijo que se trata de un vecino con el que la tuvo ‘diferencias’, aunque según primeros elementos no participó directamente en la agresión que le provocó las lesiones fatales.

Debes leer:

Te puede interesar:  Liga MX: Rumores del Clausura 2024

CAA

Share

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí