Ojo del Cielo, la aldea nayarita para regresar al entorno natural

0
3700

Si te encuentras en el dilema de elegir un destino turístico para este fin de año, el estado de Nayarit es la mejor opción y en particular Ojo del Cielo, una aldea que tiene las condiciones ideales para el contacto con la naturaleza y una serie de actividades que se quedarán de forma permanente en el recuerdo de los visitantes.

Jorge Luis Escamilla Dimas, conocido y reconocido en la aldea como “Tata Dimas”, declaró en entrevista con Alternativo.mx que el proyecto Ojo del Cielo inició hace aproximadamente ocho años bajo el concepto de club de amigos de la naturaleza, pero ha ido evolucionando con el paso del tiempo.

Responsable de la logística de la aldea, Escamilla Dimas expuso que el personal con el que actualmente cuenta el Ojo del Cielo se clasifica en voluntario, becario y de planta, según la temporada del año.

“La aldea cuenta con una serie de convenios con instituciones de educación superior, así como con centros de investigación, empresas privadas, instituciones públicas y otras, por lo que constantemente tenemos becarios”, expresó.

“Tata Dimas” refirió que la aldea Ojo del Cielo ofrece un turismo diferente, un turismo de contacto con la naturaleza, que permite a los visitantes la aventura directa con los cuatro elementos sagrados (agua, tierra, viento y fuego), así como con la libertad del ser humano.

Adicional al maravilloso contacto con la naturaleza, la aldea cuenta con un restaurante donde es posible saborear lo más variado de la gastronomía nayarita y también cuenta con un foro cultural, donde han hecho armonía los más variados sonidos musicales y demás expresiones artísticas.

“La aldea Ojo del Cielo es una constante invitación a regresar a lo natural, a dejar atrás el uso del material plástico y a que el ser humano se reencuentre consigo mismo”, enfatizó.

“Aquí rompemos las mentiras que nos han dicho; se insiste en que la naturaleza está en peligro pero no es así, la que está en peligro es la especie humana si continúa usando plástico y bloqueando su contacto con su entorno”, hizo hincapié.

Y advirtió: “seguiremos trabajando para que cada visitante de la aldea conviva al ciento por ciento con la naturaleza, que ame a la naturaleza, porque solo lo que amas cuidas”.

La aldea Ojo del Cielo se ubica en el kilómetro 11 de la autopista Tepic-San Blas y cuenta con servicio de hospedaje en maravillosas cabañas, servicio de restaurante y cafetería, snack-bar, salto en cascada, tirolesa y mucho más.

Adicionalmente la aldea ofrece mini proyectos enfocados al cuidado al medio ambiente, involucrando a los participantes en actividades como reproducción de flora, recolección de basura, cuidado a los animales de granja y otras actividades.

Los deportes extremos en Ojo del Cielo son una experiencia aparte, tanto por la aventura misma como por el profesionalismo del personal que acompaña a los visitantes de la aldea en esas maravillosas vivencias.

Te puede interesar:  Hallan muerta a la conductora de televisión Michell Simón

El salto en cascada es uno de los deportes extremos más gustados en la aldea, donde los atrevidos visitantes podrán disfrutar de la escalada y desde 70 metros, arrojarse a la fosa natural del agua; los turistas también podrán recargar su adrenalina en la tirolesa, a través de un recorrido de ida y vuelta de 450 metros de longitud.

En el mágico sitio nayarita también hay senderismo, el camino ideal para lograr una simbiosis entre deporte no competitivo, cultura y medio ambiente.

Aparte existe la prehispánica aventura del temazcal (del náhuatl temazcall: “casa donde se suda”), un ritual y un baño de vapor empleado en la medicina tradicional y la cotidianidad de los pueblos del centro de México.

Luz Estefanía García Duarte, una de las guías de turistas en la aldea, comentó en entrevista que la experiencia de conducir las emociones y ansias de descubrimiento de la naturaleza de los visitantes es una experiencia única.

La joven, entusiasta y bella Fany aseguró que su experiencia como guía de turistas en el Ojo del Cielo ha sido convivir con la naturaleza, pero también le ha permitido desarrollar su capacidad de comunicación con los visitantes, ser más abierta y expresiva, sin importar la edad de quienes acuden a la aldea.

Explicó que una de las actividades más importantes en la aldea es el senderismo interpretativo, que consiste en conocer las características de cada una de las maravillas que ofrece el entorno natural propio del lugar, así como tirolesa, rapel, caída de cascada, etcétera.

“Me encanta desenvolverme en lo que amo, porque me gusta transmitir a las personas valores como el conocimiento, la energía, el positivismo y la conciencia ambiental, invitar a las personas a salir de su burbuja y su zona de confort”, refirió la nayarita.

Nayarit tiene la amorosa responsabilidad de preservar la biodiversidad. El estado tiene 48 por ciento de la diversidad de aves gracias a sus playas y manglares; posee lagunas, selva y bosques, y cuenta con uno de los litorales más grandes y vírgenes de México.

No lo pienses más y aparta tu lugar en aldea Ojo del Cielo para vivir una experiencia única durante las vacaciones de fin de año. Te compartimos el link de la aldea para informes y reservaciones: https://ojodelcielo.com/

Share

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí