Los posibles impuestos para los eCommerce

0
288

Durante los últimos meses se ha estado estudiando la posibilidad de añadir más impuestos para todos los eCommerce que existen en Internet. En concreto, ha sido el gobierno Mexicano el que ha planteado instaurar este tipo de impuesto para todos los comercios online de hoy en día.

Esto, como podemos imaginar, está preocupando a toda la comunidad de Internet. Sin embargo estos impuestos han sido pensados para poder hacer frente a la competencia denominada como desleal y asimismo poder hacer más fuertes las finanzas públicas.

De modo que, se plantea la posibilidad de que el país de México grave el eCommerce. Esto consistirá en colocar aranceles a todo comercio que tenga su tienda online en Internet. Se estima que una cifra de alrededor de 180 millones de dólares pueden ser cobrados en forma de IVA a los distintos eCommerce existentes en la actualidad.

Otro de los objetivos finales de esta propuesta es acabar con los fraudes electrónicos que a veces se dan a través de páginas web o tiendas online que resultan ser fraudulentas. Para ello, se desarrollará una política de protección hacia el consumidor, algo totalmente necesario.

Por otro lado, se ha llegado a observar que el control que tendrán los eCommerce harán que la competencia entre ellos crezca, lo cual parece ser altamente beneficioso para todos los consumidores. Para ello podemos consultar algunos detalles en Oberlo.

De modo que este nuevo impuesto está resultando ser un completo desafío a nivel mundial. No obstante no deja de ser un beneficio puesto que supuestamente, su fin es acabar con el fraude o al menos conseguir frenarlo en una medida considerable.

Aprende todo sobre la nueva revolución online

Como hemos podido observar, los eCommerce, desde que comenzaron a existir comenzaron a dar un vuelco total tanto a los modelos tradicionales de mercado como al hábito tradicional de consumo.

Es algo inevitable, el hacer compras a través de Internet, puesto que la comodidad es algo que no se puede negar, y gracias a este tipo de ventas tenemos acceso también a todo tipo de productos que seguramente no podríamos encontrar de forma física en nuestras ciudades o en algún lugar cercano.

Así pues, tanto nuevas empresas como simples particulares decidieron en cierto momento abrir su tienda online o eCommerce para abrir sus puertas a todo el mundo y poder vender sus productos a todo el mundo, sin ninguna frontera.

Sin embargo, tras varios años de boom con las tiendas online, tras haber generado una riqueza considerable y activar tanto a consumidores como a otros vendedores e incitar a la gente a hacer nuevas compras, ha nacido la necesidad de un marco tributario que sea capaz de hacerse cargo de la eficiencia en términos de fiscalidad en el mundo de Internet.

Por consiguiente, como podremos imaginar existen ciertas empresas que se encuentran en el punto de mira de la fiscalidad dentro del mundo de Internet, ya que han sabido tener las mañas precisas para eludir ciertos requisitos tributarios que deben ser cumplidos.

Entre estas empresas podemos encontrar algunas de las más famosas mundialmente, como pueden ser Google, Amazon, Facebook y Apple, lo que se ha llegado a conocer hoy en día como el imperio GAFA. Todas estas empresas que acabamos de mencionar tienen todos los recursos tanto tecnológicos, como humanos y económicos para conseguir todo aquello que quieran lograr en lo que respecta a sus servicios.

No obstante, aunque estas sean las principales empresas que trabajan mayoritariamente de forma online, no son las únicas, ya que también podemos encontrar algunas como Airbnb, Booking, Spotify o Netflix. Es preciso mencionar a todos estos negocios debido a las cuentas y los resultados de las mismas.

¿Cómo funciona la evasión de impuestos?

Todo esto ha hecho que la contabilidad tradicional de las empresas se vuelva mucho más difícil. Por ende, el resultado de todo esto es que las formas tradicionales de control contra la evasión fiscal son completamente estáticos y por ello inalterables. Todas estas empresas trabajan a nivel mundial, por lo que sacan provecho de su situación para poder reducir su propia carga impositiva a través de la competencia fiscal entre países.

Por todas estas razones existe una pequeña lista de los países preferidos para estas grandes empresas. Esto se debe a que son ideales para instaurar la sede de la empresa en ese lugar, puesto que son una especie de paraísos fiscales donde se puede asentar toda la rentabilidad.

Así pues, entre estos, dentro de Europa podemos encontrar Irlanda, Holanda y Luxemburgo. Booking sería un claro ejemplo de sede establecida en Holanda, pero que coopera a nivel mundial, por lo que encontramos sus servicios en cualquier parte del mundo gracias a la globalización y a Internet.

Te puede interesar:  Definen horarios para la gran final del futbol mexicano

Es así como muchas veces estas empresas quedan exentas de ciertos impuestos ya que el lugar de su sede, ese país, establece los impuestos a pagar. Así es como, no tiene importancia alguna el país de residencia de los distintos clientes y consumidores, ya que eso es indiferente. Lo más importante acaba siendo el lugar de la sede, normalmente países o destinos de baja tributación.

Es de este modo como comienza una especie de guerra entre los países o estados y las grandes plataformas de este tipo de empresas que trabajan generalmente de forma online. Siguiendo en esta línea, las empresas llevan a cabo prácticas que se pueden llegar a considerar como abusivas, así como un incumplimiento de las normas establecidas de forma internacional en cuanto a lo tributario se refiere.

Todo esto ha conllevado a que algunos países lleguen a sufrir y que por supuesto, las empresas que hayan incumplido alguna de las reglas tributarias, hayan llegado a ser multadas por la Comisión Europea en este último tiempo.

Por el contrario, todos los países que se consideran como desarrollados quieren llevar a cabo un acuerdo de forma global que sea eficaz a la hora de combatir estas malas prácticas y aprovechamiento de las distintas empresas que trabajan a través de Internet e intentan hacer oídos sordos a la fiscalidad en Internet.

Nuevos impuestos globales igualitarios para todos

Es por esta precisa razón que se ha estado pensando algún tipo de plan que pueda resolver esta serie de conflictos que tienen lugar dentro de la economía digital actual. Aún así hemos de saber que no se trata del único desafío tributario que conllevan los distintos eCommerce.

A continuación, veremos que estos tipos de comercio no solo están compuestos por las empresas en sí, sino que la comunidad es mucho más amplia. Debemos de contar con los consumidores, con las administraciones correspondientes, con los diferentes accesos virtuales de los que disponemos… Son muchos detalles que a primera vista se nos escapan.

En un mundo tan globalizado son necesarias una serie de normas que regulen el comercio online y que sea igual para todos, esté establecido en el país que esté establecido, ya que después toda la población mundial dispone de accesibilidad a los servicios de cualquier empresa.

Lógicamente, esto debe ser regulado y controlado para todos de una forma igual, ya que dependiendo de cada empresa unas tienen más privilegios que otras, cosa que no debería ser así. En esto todo influye, desde las distintas modalidades de pago, hasta el modelo de negocio. Es necesaria una regulación fiscal global capaz de suplir todas estas desventajas y acabar con este tipo de distorsiones. Esa sería la solución definitiva a todos estos problemas.

Escucha las mejores propuestas para acabar con los fraudes fiscales online

Una vez escuchado todo lo que comentábamos en párrafos anteriores, hemos de saber que ya existen diferentes propuestas para acabar con estas malas prácticas en el mundo del eCommerce y negocios online. Es necesario acabar con el fraude fiscal online, por lo que vamos a ver algunas de las soluciones que se han planteado a lo largo de los últimos años.

Una de las proposiciones más relevantes ha sido la siguiente. Está directamente relacionada con la recaudación del I.V.A., puesto que se propone una reforma que debe conseguir que el fraude del I.V.A. se vea considerablemente reducido mediante transacciones a distancia. Esto, se ha calculado, que supondría unos 5 mil millones de euros anuales.

De un modo quizás más entendible, veremos que esta propuesta anima a una nueva creación de un portal para las ventas a distancia, que supongan menos de 150 euros, desde otros países no pertenecientes a la Unión Europea.

Seguidamente, los vendedores online ya no deberán registrarse en cuanto al I.V.A. en todos los estados que sean miembros en los que suelen hacer ventas, por lo que se reducirán los costes del I.V.A. para todas las operaciones que se requieran entre una empresa y un cliente.

Finalmente, se propone que el I.V.A. sea abonado en el estado miembro del cliente, para así poder llevar a cabo una justa y precisa distribución de los ingresos fiscales entre todos los estados que sean miembros. Asimismo, desaparecerá el I.V.A aplicable a los envíos relativamente pequeños que sean menores de 22 euros. Actualmente las ventas realizadas a distancia llegan en la Unión Europea exentas de I.V.A., lo cual nos conduce a vivir dentro de lo que se conoce como competencia desleal.

Share

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí