¡Ciervo Zombie! Nueva enfermedad alerta a científicos

0
386
Ciervo Zombie

La “enfermedad del ciervo zombie” es el término coloquial para referirse a la enfermedad crónica desperdigada (CWD, por sus siglas en inglés), una enfermedad neurodegenerativa que afecta a los ciervos, alces y otros cérvidos. La preocupación entre los científicos se centra en el hecho de que esta enfermedad podría tener el potencial de transmitirse a los humanos.

La CWD pertenece a un grupo de enfermedades conocidas como enfermedades priónicas. Los priones son proteínas mal plegadas que pueden provocar que otras proteínas en el organismo también adopten una forma incorrecta. En el caso de la CWD, se piensa que los priones afectan el sistema nervioso central de los ciervos y otros cérvidos, causando daño cerebral, pérdida de peso, cambios en el comportamiento y, finalmente, la muerte.

Hasta el momento, no hay evidencia concluyente de que la CWD pueda infectar a los humanos, pero los científicos están monitoreando la situación con precaución. Se ha observado que enfermedades priónicas relacionadas, como la enfermedad de las vacas locas, pueden tener consecuencias graves para la salud humana si se consumen productos contaminados.

La propagación de la CWD entre los ciervos y otros animales se ha convertido en una preocupación para la gestión de la vida silvestre y la industria de la caza, ya que puede tener impactos significativos en las poblaciones de cérvidos y en los ecosistemas en los que viven. La investigación continua es fundamental para comprender mejor la enfermedad y evaluar cualquier riesgo potencial para la salud humana.

Características de la CWD “Ciervo Zombie”

  • Síntomas en animales: Los signos más evidentes en los animales afectados incluyen apatía, pérdida de peso, falta de coordinación, comportamiento inusual y, en etapas avanzadas, babeo excesivo.
Te puede interesar:  Herida interna en Cruz Azul por los comentarios de su ex dirigente Guillermo “Billy” Álvarez

Transmisión:

  • Contacto directo: La transmisión puede ocurrir por contacto directo entre animales infectados.
  • Contacto indirecto: También puede transmitirse de manera indirecta a través de partículas infecciosas que persisten en el medio ambiente, como heces, suelo o vegetación contaminados.
  • Priones: La CWD es causada por priones, proteínas mal plegadas, y se propaga cuando un animal entra en contacto con tejidos corporales o fluidos corporales de un individuo infectado.

Riesgo potencial para humanos:

  • Aunque hasta el momento no hay evidencia concluyente de que la CWD pueda infectar a los humanos, existe preocupación por su potencial zoonótico. Por precaución, se advierte contra el consumo de carne de animales infectados.

Monitoreo y prevención:

  • Dada la gravedad de la enfermedad y la amenaza potencial para poblaciones de cérvidos y ecosistemas, se lleva a cabo un monitoreo constante y se implementan medidas de prevención en áreas afectadas.

Es importante seguir las pautas y regulaciones establecidas por las autoridades de manejo de vida silvestre para reducir el riesgo de propagación de la CWD “Ciervo Zombie” y proteger tanto a la fauna silvestre como a los humanos.

Más información relevante aquí.

Share

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí