6o. Informe de EPN, llorar o reir

0
374

Alternativo.mx / #Daniel Corona / Sígueme en: Facebook  y Twitter

Entre aplausos de sus fieles seguidores y amigos –por que el pueblo no tiene acceso– el presidente Enrique Peña Nieto, rindió su 6o. y último informe de gobierno.

Esta actividad es una obligación del ejecutivo que debe de cumplir ante la sociedad sin embargo, ese viejo estilo de escuchar al presidente en cadena nacional en un día que se hacía no laborable de forma oficial, en donde lo veíamos desfilar en un auto descubierto por las calles del centro de la ciudad llena de papelitos de colores, agradeciendo las “muestras de apoyo” de todos los servidores públicos a quienes obligaban a asistir a cambio de un día de vacaciones y en donde la transmisión  duraba más de seis horas, ha quedado atrás.

Ahora basta con enviar con un mensajero el documento y entregarlo en el Congreso para cumplir con este compromiso. Sin embargo la esencia del contenido no cambia.

El presidente Peña Nieto, habla de desarrollo, de inversiones, de reformas, de crecimiento del empleo, de una economía sana y en franco crecimiento casi imparable nunca antes visto en sexenios anteriores –según él– de cambios que harán de este lastimado México un país mejor para vivir.

Pero, –y aquí el clásico pero en el que me dispongo como siempre a llevar la contraria- los más de 40 millones de mexicanos que viven en extrema pobreza que a veces no tienen nada para comer, la clase media que ha visto mermada su economía y las familias de miles de desaparecidos y asesinados, no piensan igual que él.

Este sexenio que afortunadamente está por terminar, se ha caracterizado por la alta corrupción que se ha manejado en todos los niveles, inseguridad en las calles y hasta en el propio hogar o vehículo, muerte de periodistas y civiles, una PGR inepta o que actúa a modo de intereses u órdenes, gobernadores y personajes corruptos en plena libertad y con goze de los millones de pesos desviados, narcotráfico, devaluación, gasolinazos, inflación, secuestro, trata, feminicidios, abuso de menores de edad, pérdida de valores, comunidades que matan a seres inocentes porque no hay una autoridad que las detenga, impunidad y tantos otros hechos que no se mencionan en el informe -ni en el escrito ni en el hablado- y que han sido en este año, el sello del ejecutivo.

Te puede interesar:  Nuevamente sin defunciones por COVID-19 en Querétaro

Se va Peña Nieto y llega López Obrador.

Se habla “a grito pelado” de una cuarta transformación la cual inicia con la obsesión por vanagloriar al mesías, se habla de la eliminación de la corrupción pero se perdona y se invita a trabajar a personajes de dudosa honestidad caracterizados por actos de corrupción.

Se presume que el pueblo llegó al Congreso de la Unión pero los actores son los mismos, viejos políticos y dinosaurios del PRI, PAN y PRD que tan solo se cambiaron de playera, para poder seguir manejando sus turbios negocios, personajes que ofenden y agreden por Twitter a quién no está de acuerdo con ellos.

Y como para todo -salvo lo que no le conviene- hay consulta popular, seguramente el próximo informe del presidente de la república será envíado por mail o presentado en redes sociales para que la gente disponga si lo avala o no.

¡Como me dueles México!

También puedes ver

Reformas, el logro más importante de esta administración: Peña Nieto

¡De miedo!

 

 

 

 

Share

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí