Un último saludo amigo Servando

El principal promotor de cultura en Tixtla

Murió el ‘Perro Callejero’, Servando Basilio, el maestro poeta y escritor que con sus letras contaba cada una de sus vivencias, con sarcasmo se mofaba de la clase política y con cariño enaltecía a los trabajadores por su labor y sacrificio.

El promotor cultural más importante de la región del último siglo, un personaje entregado a la literatura, oratoria y la poesía.

Fueron realmente pocas las palabras que cruzamos y tal vez no en el momento más afortunado, sin embargo, la elocuencia de sus ideas, así como la retórica de sus palabras hacían de cualquier tema una charla sin igual.

Te conocí leyendo lo que para ti fue una de tus más grandes obras “Lo que el viento me dejó”, a cada letra impregnaste de vivencias y humanidad la forma de vida de Tixtla de décadas atrás, me trasladaste a la infancia y vivencia de mis propios padres y me hiciste comprender la lucha generacional de la época, así como las peticiones de las normales rurales y los conflictos tan severos como los que después se suscitarían en Ayotzinapa. 

Construiste con tu estilo único paralelismos modernos y antiguos sobre la vida del pasado y la vida actual. 

No tuviste el tiraje de los Altamirano, de los Revuelta, de los José Agustín, pero no tenías nada que pedirles a ellos, con tu narrativa y tus recursos literarios no necesitabas ser leído por millones de individuos para ser reconocido como un gran escritor.

Lejos, muchísimo más de los dotes literarios, fuiste un ser humano que llenó de amor y comprensión a tu inseparable esposa, a tus amados hijos y nietos. 

Ahí se quedó en el tintero aquella entrevista que no pudimos concretar, pero los análisis políticos, las tertulias digitales y los comentarios ácidos en contra de la injusticia nunca pasaron de lado.

Me despido amigo habiendo conocido de ti todo y cada una de tus vivencias a través de tus palabras. 

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.