Mi Salud en el 2021

Dr. Juan Manuel Fraga Sastrías (Un Médico sin Bata ® )

IG: @unmedicosinbata FB: @unmedicosinbata Twitter: @juanmfraga

Youtube: Un Médico sin Bata

El 2021 llega ya y con él una gran esperanza. Apenas en nochebuena comenzó la vacunación para Covid-19 en México y varios países del mundo. Pero debemos decir dos cosas:

Uno: si bien la vacunación es la estrategia más prometedora para la “vuelta a la normalidad” estaremos muy lejos de vivir como antes en muchos meses más.

Dos: hemos aprendido mucho acerca de nuestra propia salud en estos 8 meses.

Voy explicar un poco porque digo ambas cosas:

Lo primero es entender que para una “vuelta a la normalidad” al menos el 60% de la población debe ser inmune, ya sea porque tuvo la enfermedad y se recuperó adquiriendo inmunidad o bien porque se vacunó. En este momento se calcula que algo como el 10% de la población se ha recuperado de la enfermedad lo que quiere decir que aún nos faltarían demasiados meses para adquirir la dichosa “inmunidad de rebaño”. Por otro lado, el esfuerzo global que se requiere para vacunar al 60% de la población es enorme por muchas razones. Algunas ya sorteadas: saber que las vacunas son seguras, saber por cuánto tiempo y en que proporción de la población confieren inmunidad (preguntas que aún se están respondiendo), conseguir su aprobación, fabricarlas, distribuirlas, financiarlas, todas ellas preguntas que la humanidad ha ido resolviendo y al menos ya vemos tres buenas candidatas y seguro varias más detrás de ellas. Así que las medidas que hemos adoptado, a veces bien y muchas veces a medias se seguirán requiriendo en alguna medida por gran parte del 2021.

Pero lo segundo es lo que a mi se me hace más relevante. Lo que hemos aprendido, o bueno, lo que la pandemia ha intentado enseñarnos, porque solo aprende el que quiere aprender ¿cierto? Hemos aprendido que: el lavado de manos es sumamente importante en la prevención de infecciones, que mantener las casas y edificios ventilados también, que cuando esto no es posible o tenemos que estar cerca de otras personas que no cohabitan con nosotros sería recomendable utilizar mascarilla y que la mascarilla debe cubrir la nariz y la boca. Hemos aprendido que todos podemos afectar la salud de los demás aún sin saberlo y que con ciertas medidas básicas podríamos evitar afectar a terceras personas. A nivel individual aprendimos que cuidar de nuestra buena salud en general: cuidar nuestro peso, nuestra nutrición, hacer ejercicio, mantener una mente y un estado emocional sanos nos ayudan a prevenir muchas enfermedades o que algunas de ellas se tornen graves.

Por lo que para aquellos que queremos aprender las lecciones de esta pandemia, acá hay una receta para mantenernos seguros en lo que nos queda aún por vivir de ella en 2021 y porqué no, para simplemente tener una mejor salud después. Este es el diálogo que quiero tener con usted, amable lector durante el 2021. å

Share

Deja un comentario