En la cárcel por un homicidio de alguien que sigue vivo

Mi México mágico

Manuel Germán es una de las víctimas en este México tan corrupto, fue detenido en el 2000 sin una orden de aprehensión, no tuvo juicio y fue trasladado directamente al penal de Toluca después de ser violentamente detenido, en el poblado de Tepexpan, Acolman en el Estado de México.

Los policías ministeriales que se encargaron de su arresto, no se identificaron, lo “levantaron” de una de las calles del municipio, todo fue a bordo de un automóvil particular.

Pese a que en las pruebas periciales, el cadáver presentado por la Fiscalía no coincidía con el “hombre asesinado” Manuel fue enjuiciado por Arturo Velázquez Méndez quien ahora no es solamente juez, sino que se desempeña como magistrado.

La sentencia fue por 40 años en prisión, tiempo después la familia investigó el caso y lo impugnó, pues la persona a la que según había asesinado ¡estaba viva! Y aunque ya ha sido presentado a declarar, las incompetentes autoridades mexicanas no pueden liberar a un hombre que lleva 19 años en prisión por un delito que no existió.

Acá algunos casos en México:

Debes leer:

Y eso que es funcionaria

Otra más del servicio médico de México

¿Qué pasa en Tenancingo?

Lo que este señor hizo no tiene nombre

Ciclista pide respeto a ciclovías en la Cuauhtémoc

Sacerdote de Tulancingo se pasó de consagración

Campal en Metro Pantitlán

CAA

 

Share

Deja un comentario