In Memoriam | Ningún homenaje cubre la grandeza de Herberto Sinagawa Montoya

Por David Uriarte

Alternativo.mx / Su modestia era su credo; su humildad, su religión. En 1986 conocí de cerca a Don Herberto, justo en la campaña para diputado local de Humberto Gómez Campaña.

A través del tiempo cultivé una amistad con Don Herberto, a tal grado que en 2012 le pedí que hiciera el prólogo de mi libro “El ABC de la Sexualidad Humana”. Le entregué el contenido, y a la siguiente semana lo visité y sin mediar palabra me entregó ocho hojas tamaño carta escritas a máquina.

El prólogo de mi libro lo abre Don Herberto diciendo: “Todos los temas podrían tratarse en la sobremesa familiar, menos el sexual”, y lo cierra afirmando: “Este libro ayuda a esclarecer muchos espacios oscuros, y su autor, asume la carga de responsabilidad al describir algo que no es sórdido, sino que es algo tan bello como que el sexo es la semilla de Adán”.

Como fuente de inspiración para muchos y orgullo para otros, Don Herberto me deja una mezcla de sentimientos y pensamientos que necesitan un neologismo, mismo que se lo quedo a deber.

Muchas veces me tocó escuchar la charla convertida en cátedra de Don Herberto, su lucidez para expresar sus sentimientos y su forma sutil de marcar y descubrir los recuerdos de tantos conocidos que en su tiempo él ayudó y hoy, decía, no se acuerdan de nada.

Por muchos años me tocó ver su desempeño como asesor y analista político desde la discreción propia que lo caracterizaba, ubicado en la planta alta de su casa donde invariablemente lo encontraba leyendo o escribiendo.

Con una atención y una gentileza inmerecida, Herberto Sinagawa gastó parte de su valioso tiempo escuchándome y aportando sus lujosas expresiones, a lo mejor incomprendidas por mí, pero sumamente valoradas. Unos minutos de plática con Don Herberto representan meses de aprendizaje universitario, en fin, ningún homenaje cubre la grandeza de este hombre cuya modestia escondía un tesoro que se traslucía en cuanto lo escuchabas y se refleja cuando lo lees.

Aún recuerdo, como si fuese ayer, cuando Herberto me platicaba la odisea con Antonio Quevedo Susunaga, siendo jefe de prensa con Humberto Gómez Campaña, y cómo todo volvió a la calma. DEP.

Te recomendamos:

https://alternativo.mx/2018/03/neurociencia-nombre-apellido-origen-la-identidad/

Share

Deja un comentario