Karla, un caso más de feminicidio “maquillado” de accidente

Alternativo.mx | Karla Pontigo es un caso más en México de cómo las autoridades “maquillaron” un caso claro de feminicidio y lo presentaron como un “lamentable accidente”, dejando muchas dudas en la investigación.

Según las investigaciones oficiales la muerte de Karla hace cinco años fue un accidente desafortunado: chocó contra una puerta de cristal, ésta se rompió, de manera inexplicable le dejó golpes en todo el cuerpo y uno de los pedazos le seccionó la arteria por la ingle.

Los hechos ocurrieron la noche del pasado 28 de octubre de 2012 en San Luis Potosí, en un bar donde Karla trabajaba por las noches, quien supuestamente tuvo un accidente cuado fue al segundo piso a buscar algo y quiso entrar a la oficina de su jefe y no vio la puerta, según la versión de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Pontigo fue hallada desangrándose en la discoteca en la que trabajaba los fines de semana, donde -según versiones del personal del lugar-, ella chocó contra una puerta o división de cristal.

Karla pudo llegar con vida al hospital, presentaba contusiones en la cara, el cuello y los brazos, y desgarres en los genitales; los médicos decidieron amputarle la pierna derecha.

La joven logró salir de la operación pero murió horas más tarde. La Fiscalía determinó el accidente como “una desgracia” causada por unos trozos de cristal, pese a que presentaba signos de agresión sexual.

En su momento la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señaló a las autoridades potosinas que la descripción de las lesiones fue incompleta, inadecuada y deficiente, sin fundamentos que la avalen.

La observación de la CNDH se quedó en el escritorio, después en el archivo, pues las autorizadas estatales y federales determinaron que se trató de un “lamentable accidente”.

Debes leer:

¡Otro maldito feminicidio! Asesinan a conductora de Uber en Chihuahua

Meade, de sexenio en sexenio hasta la aspiración presidencial

En febrero operará sistema de bicicletas compartidas en Querétaro

.

Share

Deja un comentario