Si te encanta maquillarte, conoce estos consejos

img_como_maquillarse_segun_la_forma_de_la_cara_22231_600Alternativo.mx| Sabías que si te maquillas teniendo en cuenta la forma de tu cara, te verás mucho más favorecida y hermosa? Así es, no todas tenemos los mismos rasgos faciales y conocer aquellos truquitos de maquillaje que pueden ayudarnos a afinar el rostro, suavizarlo, alargarlo visualmente, resaltar los pómulos, etc… es una de las maneras infalibles de acertar con el look y realzar al máximo nuestra belleza natural. Para evitar errores, en este artículo de vamos a mostrarte qué trucos debes tener en cuenta para maquillarte según la forma de tu cara y cómo debes aplicarte cada uno de los cosméticos.

¿Tu rostro tiene una forma ovalada?

Entonces, puedes considerarte un afortunada, pues esta forma se considera como el rostro perfecto y le sienta bien cualquier tendencia de maquillaje. Así que atrévete a probar diferentes tipos de maquillajes y encuentra con el que te veas más hermosa.

Nuestro consejo es que resaltes la belleza natural de tu rostro, camuflando cualquier imperfección que tengas con un corrector y que, seguidamente, ilumines la parte alta de los pómulos y la zona T (frente, nariz y mentón) con un iluminador, y oscurezcas un poco la parte baja de los pómulos con un colorete, aplicándolo desde la mejilla hasta la sien, para así realzar y definir tus rasgos faciales. En cuanto a los ojos y los labios, está todo permitido, por lo que resáltalos como desees.

Si tu rostro es triangular

presentará una frente y una mandíbula bastante ancha y una barbilla puntiaguda, con unos pómulos normalmente muy pronunciados. En este caso, tu objetivo debe ser el de suavizar aquellos rasgos faciales más marcados y para ello tendrás que jugar con un contraste de luces y sombras, que podrás conseguir de la siguiente manera.

Aplica tu base de maquillaje habitual por todo el rostro y, luego, aplica una que sea un tono más oscura justo debajo de los pómulos, la línea del nacimiento del cabello y la base de la barbilla. También puedes usar un iluminador para dar luz a la parte alta de los pómulos y en la zona de la sien, esto conseguirá que la barbilla no se vea tan afilada. Cuando te apliques el colorete, hazlo siempre mediante trazos ascendentes para suavizar los rasgos y lucir unos pómulos más marcados.

Rostro cuadrado

Este tipo de caras presentan una mandíbula muy angular y marcada y una frente bastante amplia. Esto le aporta una gran dureza al resto de rasgos faciales, por lo que se tendrá que intentar afinar esas zonas más prominentes el rostro.

En primer lugar, es importante suavizar la línea de la mandíbula y, para ello, te aconsejamos que después de extender tu base de maquillaje habitual, apliques una un poco más oscura en la zona de la mandíbula y en las sienes y difumines bien el producto. Remarca este efecto aplicando sobre esas mismas zonas un poco de polvos bronceadores, con cuidado de no excederte.

A la hora de maquillar los ojos, da un punto de luz en la zona del lagrimal y en el arco de la ceja con un iluminador. Y no puedes olvidarte del colorete, aplícalo sobre la parte alta de los pómulos con trazos ascendentes hasta la sien para afinar el rostro. Por último, para que la zona de la mandíbula no sea el centro de atención, evita los labiales fuertes e intensos y prefiere los naturales y suaves.

Share

Deja un comentario