Anthony Quinn, el mexicano que nunca vivió en México

30th July 1976:  Actor, Anthony Quinn (1915 - 2001), smoking a cigarette.  (Photo by Graham Morris/Evening Standard/Getty Images)
Actor, Anthony Quinn, fumando un cigarrillo | Foto por Graham Morris/Evening Standard – Crestomatía

Alternativo.mx | Aunque muchos lo aclaman como el mexicano que ganó un premio Oscar, su escuela fue totalmente hollywoodense, norteamericana; pues solo vivió muy poco tiempo en México, pues ya desde pequeño residía en los Estados Unidos.

Aunque el peso de tener origen mexicano fue un obstáculo para sus primeros papeles en el cine. Y es ahí donde recae su grandeza, que siendo de una familia muy pobre y con una nacionalidad poco aceptada logró consolidarse como uno de los mejores actores de la época.

El actor nació el 2 de abril de 1915 en Chihuahua, fue bautizado con el nombre Antonio Rodolfo Quinn Oaxaca, ya que su padre era de origen irlandés y su madre mexicana, quienes se conocieron durante la Revolución Mexicana, en la que ambos participaron. Antonio tuvo que trabajar desde los 5 años edad y más aún cuando su padre falleció. Algunos de los oficios que desempeñó fueron vendedor de periódico, limpiador de botas, albañil y hasta boxeador durante su adolescencia.

Sus pininos los realizó en teatro cuando tenía 21 años, para más tarde debutar en el mundo del cine como extra en películas como La vía láctea, de Leo McCarey y Los buitres del presidio, de Louis Friedlander. A pesar de haberse casado con la hija del cineasta Cecil B. De Mille, Katherine, la carrera de Anthony Quinn se estancó en papeles secundarios en los que interpretaba a nativos estadounidenses, mafiosos italianos, gángster, filipino e hispano, personajes que no enriquecían su profesión.

Su aceptación coincide con su nacionalización estadounidense en 1947, pues fue cuando consiguió su primer papel protagónico en la cinta Black Gold, donde personificó a un nativo americano que se convierte en millonario petrolero.

Y fue en 1952 cuando logró ganar su primer Oscar a Mejor Actor de Reparto por su participación en la película ¡Viva Zapata!, al lado de Marlon Brando, interpretando al hermano de Emiliano Zapata, Eufemio. Pero esto no acabó aquí, pues fue en 1956 cuando obtuvo su segundo galardón dorado gracias a su actuación como el pintor Paul Gauguin en Lust for Life, una película sobre la vida del artista Vincent van Gogh, en la que sólo apareció ocho minutos.

Anthony Quinn fue nominado en cuatro ocasiones a los premios de la Academia: dos en la categoría a Mejor Actor de Reparto que fueron las antes mencionadas; y dos como Mejor Actor, una en 1957 por la cinta Viento Salvaje y última en 1964 con Zorba el Griego.

Cabe destacar que además de su amor por la actuación, Quinn era un consumado artista y escritor. En 1972, publicó su primera autobiografía, El pecado original, en la que revela parte de su vida íntima, pues el actor se casó en cuatro ocasiones y tuvo 13 hijos, tanto dentro como fuera del matrimonio.

El actor mexicano, quien nunca vivió en México, falleció el 3 de junio de 2001, a la edad de 86 años.

 

Share

Deja un comentario