Abriendo fronteras | Escoge un mundo

20160307070651
Foto: Archivo Alternativo.mx

Alternativo.mx | Con el galardón que recibieron Leonardo DiCaprio, Iñárritu y Lubezky, cientos de personas en nuestro país salieron a celebrar; pero fueron duramente criticados, irónicamente la sociedad está acostumbrada que las marchas sólo deben ser por fracasos, violación de derechos y opresión política.

En redes sociales miles de usuarios atiborran de comentarios de burla y reprobación: “retrasados mentales”, “que se puede esperar de ellos”, “bola de pendejos”; son mexicanos atacando a mexicanos. Y cada comentario tiene más de 500 likes.  Su justificación es simple: “¿para qué festejan si el que ganó no es mexicano?, seguido de ¿para qué celebran si la película es norteamericana?”.

Siguiendo con esta gran lógica: ¿para qué festejar al Barcelona Futbol Club si no es mexicano?, ¿para qué celebrar el descubrimiento de las ondas gravitacionales si la mayoría del equipo es extranjero?, ¿para qué celebrar la visita del Papa si es argentino? ¿Para qué celebrar un acuerdo sobre el medio ambiente en el Polo Norte, si estamos tan lejos? Mirándolo así, Andrea Legarreta no se equivocó, su lógica al declarar que “¿para qué se preocupan del dólar si nosotros usamos pesos?”, está dentro del “mood” de la opinión popular.

¿Acaso expresar alegría es motivo de burla? ¿Festejar el trabajo arduo de un actor que logró vencer la maldición es motivo suficiente para odiarlo? En un país lleno de violencia, donde hasta los niños cantan narcocorridos y sueñan con ser sicarios hace falta ver un poco de paz; pero no, todos los días ocurren asesinatos por sujetos que siguiendo el ejemplo de las historias de narcos, adquieren ilegalmente un arma y asesinan al primero que se le ponga en frente. ¿Eso si está bien?

¿Por qué los usuarios piden que fracasen los que más duro trabajan? Porque reírse del siempre nominado es más fácil, pues dio para grandes chistes y burlas, pero ahora que consiguió su Oscar, ¿está mal porque ya no habrá burla?

Claro que no es un triunfo mexicano, pero sí es un triunfo humano.

El peso de no triunfar está enterrado en la cultura mexicana, porque “A que le tiras cuando sueñas, mexicano” es un himno de la canción popular aceptado con veneración, como si soñar fuera prohibido o estúpido. Donde programas como el Chavo del Ocho te enseñan que robar al rico y pedir lástima, es mejor que trabajar y lograr tus éxitos.

Todas las noches en México hay protestas por asesinatos, por desapariciones; y todos los mexicanos claman que nos merecemos alegrías, pero cuando un buen pretexto da motivo de alzar los tarros y brindar “tenemos esperanza”, “si pasan cosas buenas a los que trabajamos duro”… entonces nuestros propios vecinos nos llaman estúpidos, borregos y pendejos.

¿Saben algo? Sigan burlándose.

Es obvio que celebrando el triunfo de aquel extraño galardonado, no nos hará compartir jamás su reconocimiento ni menos su premio; pero los que nos alegramos, con humor, con entrega o un toque sarcástico, lo hacemos porque sabemos lo duro que es soñar y conseguir algo después de que todos se han burlado de ti y te han dicho que no podías lograrlo.

Salud, por los que ya están cosechando. Y nosotros, a seguir sembrando.

Abraham Arreola

Twitter: @arreolaabraham

Facebook: Abraham Arreola Presenta

 

Te puede interesar:

DiCaprio, siempre fiel al Santos Laguna

González Iñárritu y DiCaprio felices por sus premios Oscar

Leo gana su primer Oscar como mejor actor

 

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.