El arte de ser Walt Disney

5 de diciembre 1901 al 15 de diciembre de 1966
5 de diciembre 1901 al 15 de diciembre de 1966

Por Abraham Arreola

Alternativo.mx/A 114 años de su nacimiento, recordamos a este personaje de la historia popular. Siendo humano no fue perfecto, pero su historia es digna de volver a mirar: descubriendo año con año, la ideología que lo llevo a ser el líder del segundo conglomerado más grande del mundo.

Walt Jobs y Steve Disney

Querido ciegamente por unos, pero odiado (ciegamente también) por otros. Es un personaje que creó un imperio en su ramo, mismo en el que nadie creía. Steve Jobs fabricaba las “inútiles” computadoras personales. Mismo riesgo que en su tiempo tuvo Walt Disney al apostar a la producción de “monitos animados” su vida. Resultado de esto: la Macintosh de 1984, computadora personal y la película Blanca Nieves, primer largometraje hollywoodense.

Mano dura y fría

No pensó dos veces en abandonar los lugares donde trabaja. Primero, renunciando a ser historietista para ser enfermero y poder ver de cerca la Primera Guerra Mundial. Después para abandonar dos veces las empresas donde trabaja haciendo cortos animados. Fundo más de tres compañías hasta la llegada de Walt Disney Company, la empresa que comenzó a dar frutos reales con sus cortometrajes y su primera película: Blancanieves y los siete enanos.

Si algo funciona, ¡cópialo!

Es cierto, Mickey Mouse es una adaptación de Oswald el conejo suertudo (también “trabajo de” Disney); y este a su vez fue una adaptación de El Gato Félix. Pero este último, estaba siendo mal explotado por su creador, Pat Sullivan. Por lo que Disney no desaprovechó y tomo la fórmula del personaje monocromático para formar a un primo lejano del gato: el ratón. Si Pat Sullivan hubiese tenido la misma agudeza para los negocios que Disney, otra sería la historia.

Negocios son negocios

Muchos reclaman que Disney no fue quien creó realmente a Mickey Mouse, y le dan ese crédito a Ub Iwerks. Es muy posible, pero al igual que Thomas A. Edison, los negocios eran realmente lo importante. Ub Iwerks luego de crear su empresa, no pudo generar algo que compitiera a nivel empresarial con la compañía de Disney.

Su legado: La ley de Mickey Mouse

En 1998 Mickey Mouse estuvo a punto de formar parte del dominio público, pero en coincidencias sospechosas la compañía de Disney donó a la campaña de Bill Clinton 6.3 millones de dólares, y este de forma casual ayudó a aprobar la ley que permite explotar los derechos comerciales durante toda la vida del artista más 70 o incluso 90 años más después de la muerte, una medida inteligente para un personaje valuado en más de 3 mil millones de dólares.

Siguiendo con este ejemplo: los propietarios de la obra Anna Frank agregarán a un autor más para evitar que la obra forme parte del dominio público y así seguir explotando comercialmente sus derechos hasta el año 2050.

Los enseñaste bien, Walt… Nos enseñaste bien.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.