Lactancia materna, lo mejor para el bebé: IMSS

La lactancia materna es la comunicación psico-afectiva con el bebé|Foto: Cortesía
La lactancia materna es la comunicación psico-afectiva con el bebé|Foto: Cortesía

Por Redacción

Alternativo.mx/ La leche materna es el nutriente ideal para el recién nacido que asegura un crecimiento y desarrollo óptimos, física y emocionalmente, indicó Cecilio Oest Dávila, jefe de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sinaloa.

Señaló que la leche materna es rica en vitaminas A, B12, C y E, con sustancias únicas, como la proteína leptina, encargada de regular al organismo e indicar la cantidad de comida que necesita el cuerpo sin excederse.

Mencionó que uno de los efectos más benéficos de la lactancia materna es la comunicación psico-afectiva con el bebé, que favorece su desarrollo intelectual y emocional, lo que se traduce en la madre en una experiencia única e inolvidable.

“La leche materna otorga al bebé proteínas, lípidos, vitaminas y ácidos grasos esenciales para el desarrollo del ser humano. Ayuda también a la formación del cerebro y de los sistemas visual y auditivo, por los ácidos grasos que contiene”, subrayó.

El médico del IMSS refirió que en lo que se refiere a las defensas, la lactancia materna protege al bebé de muchas infecciones, sobre todo de los aparatos digestivo y respiratorio, por medio de las inmunoglobulinas secretorias (anticuerpos).

Explicó que este alimento debe suministrarse de manera única los primeros seis meses de vida, para posteriormente iniciar la ablactación (incorporación progresiva de otros alimentos), pero sin dejar por completo la alimentación de la lactancia, la cual es recomendable como alimento fundamental para el bebé hasta los 9 ó 12 meses de edad.

Oest Dávila destacó la importancia del calostro, que es la primera leche que sale después del parto, la cual es de un color amarillento y por lo mismo es llamada oro líquido.

Sugirió que la madre comience el cuidado de sus senos a partir del tercer mes de embarazo, evitando usar prendas que no se adapten al volumen de éstos. Antes de lactar al bebé, dijo, debe lavarse las manos con agua y jabón, y enseguida limpiarse el pezón y la areola con agua hervida. El niño debe colocarse en posición semi sentada para facilitar el eructo sin que vomite.

Dijo que la madre se ve beneficiada al amamantar a su hijo, ya que la lactancia promueve la involución del útero, disminuye la hemorragia, la anemia posparto y aumenta el periodo de óvulos inmaduros, evitando embarazos inmediatos; asimismo, reduce riesgo de desarrollar en un futuro cáncer de mama y ovario.

Por último, señaló que la lactancia materna es una oportunidad única de brindar al bebé sustancias imprescindibles para su desarrollo íntegro; y además, tiene efecto positivo en la autoestima de la madre

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.