“El PAN de Ricardo Anaya”

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Alternativo.mx/ El PAN que en pocas horas encabezará a nivel nacional el diputado federal Ricardo Anaya Cortés, al parecer ya cuenta con el que fungirá como el nuevo coordinador parlamentario (en la próxima Legislatura federal, en San Lázaro) y es que recientemente se dio a conocer que ésta recaerá en el michoacano Marko Cortés, persona de la mayor confianza de Gustavo Madero Muñoz. Con ello Anaya Cortés se estaría quitando presión y para deslindar en cierta medida a su jefe Gustavo Madero Muñoz, al que muchos ya hacían dirigiendo la batuta de su partido en San Lázaro.

Esa noticia tomará forma oficial en la reunión parlamentaria a la que Anaya Cortés acompañará a los 112 diputados federales electos panistas, (previo a sus respectivas tomas de protesta como representantes populares), mismos que acudirán a la fronteriza Ciudad de Tijuana (con todos los gastos y vuelos de avión pagados) por el actual gobernador de Baja California, surgido de las filas de Acción Nacional. Por si se llegaran al nivel del aburrimiento, muchos podrían aprovechar para irse de “shopping” a San Diego, California.

Otra información que circula es que Roberto Gil Zuarth está muy fuerte para tomar la conducción de la coordinación de la fracción panista en la Cámara de senadores; también se le menciona como probable candidato a presidir le Mesa Directiva del senado de la República; al parecer ya tiene serios “amarres” con su ex colaborador de la campaña a la presidencia de Josefina Vázquez Mota, donde Gil Zuarth fungió como su coordinador general y brazo fuerte de Vázquez Mota.

Por cierto, será este día jueves cuando Anaya Cortés reciba su Constancia que le acredite como nuevo presidente nacional del PAN. En su nueva y elevada encomienda, éste habrá de interpretar un papel libre de la sombra de su antecesor y considerado como su padrino político, el chihuahuense Gustavo Madero Muñoz, quien  a partir del primero de septiembre ocupará de nuevo un escaño federal y que llegara a la Cámara de Diputados por la vía plurinominal, como igual lo hiciera el queretano Anaya Cortés.

No es ocioso mencionar también que Anaya Cortés le debe favores al actual gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle, por el elevado acarreo de votos efectuados en esa entidad, en beneficio del político queretano, a propósito de las elecciones internas para ocupar la dirigencia nacional.

Una de las consecuencias, como parte de las contraprestaciones políticas son que “los favores se pagan, tarde o temprano”, tanto Moreno Valle como Madero Muñoz ya se han hecho presentes y desean denodadamente levantar la mano para contender internamente rumbo a la presidencia de la República en el 2018.

Claro que Rafael Moreno Valle tendrá que resarcirse de los descalabros recientes acaecidos durante las pasadas elecciones del 7 de junio, donde a los candidatos del PAN no les fue nada bien. Para ello, Moreno Valle tendrá su gran oportunidad de continuar vigente en sus aspiraciones políticas y contribuir a que el partido al que pertenece gane las elecciones de la gubernatura estatal del próximo año.

Muchos esperan que Ricardo Anaya Cortés brille con su propia luz; eso está por verse. Tendrá suficiente tiempo, varios meses previos a las elecciones federales del 2018, para que muestre verdadera y congruente autonomía en el liderazgo nacional y que no sea simple remedo de un alfil de la política de Gustavo Madero.

El sello personal de Anaya Cortés debe evitar la confrontación y las fuertes y lesivas escisiones internas de Acción Nacional, partido político que, al menos, en papel, le dedicara muchas cuartillas al devenir histórico de esa organización política, plasmada en su disertación doctoral en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Pasando a otra latitud geográfica, en Querétaro, a los que les agrada jugar a las apuestas políticas, consideran que ya se barajan varios y serios prospectos para ocupar las principales carteras del gobierno electo, que en la figura de Francisco Domínguez Servién le tocará dirigir los destinos de la población queretana por seis años de gestión y administración gubernamental. Y serían: Luis Bernardo Nava Guerrero (Secretario Desarrollo Social); Isaac Jiménez (Secretaría particular); Marco del Prete (Sedesu); Paulina Aguado (Secretaría de Turismo); Martín Granados (Secretaría de Gobierno); Jorge Alcocer Gamba (Secretaría de Finanzas); Mariela Morán (Comunicación Social). Hasta el momento, son algunos nombres que se barajan.

Por Jesús Roldán Acosta.
Twitter: @Jroldana

 

Share

Deja un comentario