La importancia de la aplicación de las vacunas

vacunas

Alternativo.mx/ Una de las acciones más importantes para el cuidado de los niños es la aplicación de las vacunas en las etapas tempranas de la vida. Estas han contribuido de manera fundamental al bienestar de la población, su objetivo principal es erradicar o prevenir la enfermedades en las personas o en grupos de ellas.

En sondeo, preguntamos a algunas mamás acerca de la importancia de vacunar a los niños. Estas fueron algunas de sus respuestas:

Margarita Meléndez dijo; “La aplicación de las vacunas para mi niño es muy importante ya que así se protege de muchos virus y se refuerza su crecimiento. Al nacer el niño, me dieron una plática en el hospital, el por qué debemos aplicar las vacunas en tiempo y forma”.

La primera protección que recibe el recién nacido es el calostro, o sea la leche que sale del pecho materno en las primeras horas después de nacer.  Este calostro, al ser ingerido, cubre las paredes de la vía digestiva y se absorbe estimulando elementos de defensa en el niño.

Sofía López dijo que un familiar se puso muy grave al aplicarle las vacunas, lo que hizo que la mayoría de las madres que integran su familia dudaran de la calidad. “Nosotros vivimos un momento de inestabilidad emocional ya que uno de los niños de mi hermana, la aplicación de la vacuna fue terrible su reacción, presentó convulsiones asociadas a la fiebre y fue hospitalizado nuevamente”.

Por su parte, Rosario Trejo nos dijo que nunca pensó que las vacunas tendrían una reacción mala para su hijo niño, sino todo lo contrario: “Tuve mucha confianza con la aplicación de las primeras vacunas, ya que mi niño no obtuvo ninguna reacción a ellas y eso me ayudó mucho en no pensar mal”.

Las vacunas dan protección personal, hacen que los niños sean menos susceptibles a las infecciones y además ayudan a que en el grupo donde conviven se controlen las enfermedades o su propagación; atacan muchas enfermedades ahora como: sarampión, varicela, meningitis por bacterias como tuberculosis, neumococo y hemophilus  tipoB, paperas, polio, tosferina, tétano, difteria, gripe por virus influenza, entre otras.

Se inicia el esquema de vacunas con la de tuberculosis y la primera dosis de hepatitis B. El esquema continúa a los 2,4,6 meses y los refuerzos a los 15 meses, a los 4 y seis años. Además existen nuevas vacunas para los adolescentes, adultos y adulto mayor.

La aplicación de las vacunas puede producir molestias pasajeras en el sitio de la aplicación y malestar general como fiebre e irritabilidad en la mayoría de los casos. Son pocos los niños que tienen alguna reacción más fuerte, como convulsiones asociadas a la fiebre.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.