“Nos cuesta mucho la inseguridad en Sinaloa”

EMBOSCADA

Por Luz María Cázarez

Aun cuando avala la presencia de militares y retenes en las calles, porque “las autoridades civiles no han sido efectivas” para contrarrestar la delincuencia, el Centro Empresarial de Sinaloa acusa de excesivo los 84 mil millones de pesos gastados en la último año por la inseguridad de Sinaloa, como señala el Índice de Paz, ya que “ahí va el dinero del gobierno, pero también de los ciudadanos que han sido robados o buscan proteger su patrimonio”.

Además, la central patronal en el estado, en voz de su dirigente Mariano Gómez Aguirre, atribuyó la pérdida de empleos en Sinaloa a la inseguridad pero también a la actual reforma fiscal, esta última “hecha bajo la lógica política, no económica”, y que trajo consigo despidos de trabajadores y cierre de empresas, principalmente pequeñas y medianas.

En rueda de prensa, el dirigente empresarial advirtió que la inseguridad cuesta mucho dinero, no sólo al Estado también a los ciudadanos, ante lo cual consideró como una ‘medicina amarga’ que haya retenes en las calles y militares en tareas de seguridad, “porque a nadie nos gusta, pero es necesario”.

“Debemos reconocer que ha habido mejoras, pero no es suficiente. No deben bajar la guardia las autoridades en el caso de seguridad pública, y para ello se debe acabar también con la corrupción”, expresó líder empresarial.

Economía local, en recesión: Coparmex

Además de la inseguridad, el líder empresarial advirtió sobre la recesión en la economía local, que atribuyó a varios factores: a la federación, por aprobar una reforma fiscal lesiva; al gobierno estatal, por falta de un proyecto integral de desarrollo regional; al Codesin, por no aterrizar estrategias para atraer inversiones; y a los empresarios, que deberán diversificar e innovar productos y servicios.

Citó que Sinaloa cerró el 2013 en recesión económica; las cifras hablan de un retroceso productivo estatal de menos 1.3 por ciento anual, con una contracción del menos 0.5 por ciento en el tercer trimestre y de una reducción del 2.1 por ciento en el cuarto trimestre del año, lo cual “sustenta el hecho de que estamos en recesión”, expresó Gómez Aguirre al destacar la tasa del desempleo en 4.9 por ciento, a mayo de este año, la cual es la más alta en los últimos 15 años.

Mientras en México el año pasado la economía estuvo lenta, en 23 entidades hubo expansión, sin embargo “nuestro estado quedó rezagado, como el único estado del norte del país en estar en recesión”, destacó.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.