Reforma energética debe impulsar beneficios para México

913dPor: Redacción

Alternativo.mx / La reforma energética en México necesita liberarse de los lastres que tiene el sector desde hace décadas, consideró la investigadora y profesora de ciencia política del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Denise Dresser, al impartir una conferencia magistral en el marco del Foro “Reforma Energética”, organizado por el diputado local, Armando Soto Espino (PRD) en la que consideró que una eventual reforma debe impulsar beneficios para el país.

En el municipio de Nezahualcóyotl, junto a su compañera de Grupo Parlamentario en la LVIII Legislatura mexiquense, diputada Xochitl Teresa Arzola Vargas, Armando Soto afirmó que la intención de esta conferencia es fortalecer el conocimiento. “Hemos buscado a las voces más autorizadas, a fin de que podamos ver y escuchar de primera mano, y para que nos ayuden a formar un criterio sobre los asuntos más trascendentales del país”.

La investigadora del ITAM, quien además es doctora en Ciencia Política por la Universidad de Princeton, y que en mayo de 2010 se hizo acreedora al Premio Nacional de Periodismo en la categoría de Artículo de Fondo, afirmó que las empresas públicas pueden ser igualmente rentables que las privadas, el problema es de regulación.

Los grandes temas de la reforma energética en México son cómo seguir generando ingresos para que Petróleos Mexicanos sobreviva y pueda seguir vendiendo más petróleo, y sobre todo, para qué utiliza el ingreso que genera, agregó.

“Padecemos un sistema extractor y excluyente con todas las consecuencias que ello implica”, por lo que para lograr un real crecimiento económico y social, México debe seguir el rumbo del capitalismo social demócrata de Canadá o Europa, diferente del capitalismo de los Estados Unidos que no provee suficiente seguridad a su población.

“La población de Canadá paga más de 50 por ciento de su salario en impuestos pero ¿Qué recibe a cambio?, recibe un sistema educativo de primera, un sistema de transporte de primera o una sociedad equitativa justa”, refirió.

“Creo en el Estado y en los mercados, creo en el Estado que regula y los mercados que permiten innovar y competir a través de buenos servicios y a buen precio para los consumidores, en ese tipo de capitalismo justo e innovador, de terreno nivelado de juego, que tiende a producir países donde los beneficios se distribuyen a los ciudadanos de clase media”.

Expuso que el capitalismo de México no funciona para los ciudadanos, dado que “muchas veces los países con recursos naturales son aquellos a los que les va mal en la calidad de su democracia y su capitalismo”, precisamente, porque los países que cuentan con recursos abundantes como el nuestro tienden a generar sistemas extractores.

Dijo que “una población educada puede generar productos en el mercado global que tengan valor agregado y este es el modelo al que debemos transitar, pero no lo logramos porque en México la educación es una variable residual”, concluyó.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.