Exhortan a brindar ayuda a refugiados y desplazados sirios

senado-votacion260912Por Crispín Barrera Ponce

Argonmexico / En Siria, la guerra civil que comenzó hace más de dos años ha generado dos millones de refugiados, la mitad de ellos son niños, niñas y adolescentes que se encuentran en situaciones desoladoras; si a ello se agrega que la guerra ha cobrado más de 100 mil vidas, se entiende por qué actualmente Siria pasa por la peor crisis humanitaria de la que se tenga registro en la historia contemporánea.

Así lo afirmó la senadora Gabriela Cuevas Barron, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, quien presentó al Pleno del Senado de la República un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución, que fue aprobado por los legisladores, para exhortar al Poder Ejecutivo Federal a brindar ayuda a los refugiados y desplazados que ha generado el conflicto en Siria, así como a agotar los canales institucionales y diplomáticos que permitan encontrar una solución pacífica a dicho conflicto.

La legisladora puntualizó que afortunadamente algunos países han abierto sus fronteras y extendido la mano para dar cobijo y refugio a millones de personas.

Manifestó que el gobierno mexicano, en cambio, no ha reflejado el espíritu de hermandad hacia el pueblo sirio a pesar de que México siempre se ha caracterizado por ser un país solidario, generoso y hospitalario.

No podemos cerrar los ojos ante el sufrimiento de millones de personas, hay niños y niñas sirias que han sido arrancados de su hogar y que desean cruzar las fronteras para buscar seguridad, agua, alimentos y servicios médicos, señaló Cuevas Barron.

Agregó que todos esos niños han perdido sus hogares y sus sueños, por ello, la acción humanitaria es crucial para mitigar su sufrimiento y brindarles la esperanza de un futuro más prometedor.

Sostuvo que el Estado mexicano debe participar activamente en encontrar una solución pacífica a la crisis que se vive en Siria para que se eviten mayores daños a la población civil.

Consideró que si México en verdad quiere convertirse en un actor con responsabilidad global debe empezar por materializar los principios constitucionales que deben guiar nuestra política exterior, principalmente la solución pacifica de las controversias.

Share

Deja un comentario