La homosexualidad no es una enfermedad ¡basta de discursos de odio!

Luego de una vida llena de excesos y malas decisiones Mauricio Clark decidió convertirse en un entrenador profesional, dejando de lado el mundo de la farándula y rehabilitado de su adicción de las drogas, donde llegó a reconocer que se metía 20 gramos de cocaína diarios. Ya que salió del “transe” y su vida retomó … Sigue Leyendo La homosexualidad no es una enfermedad ¡basta de discursos de odio!