Neuropolítica | ¿Puede gobernar un loco?

Por David Uriarte

Alternativo.mx / Las pasiones arrastran a la razón. Se necesita tener un cerebro sano para soportar el bombardeo constante de ideas, anuncios, propuestas, ocurrencias, mentiras, diatribas, creencias o pensamientos paranoicos simpáticos y seductores.

Conocer el espectro de pensamiento de los vendedores de realidades o ilusiones, es decir, saber cuáles son las ideas producto de la desesperación o producto de la serenidad, es tener la materia prima para el análisis del pensamiento abstracto y filosofar sobre el origen y destino de la identidad de un pueblo.

Hace dos años muchos decían que era una locura pensar que un tipo como Donald Trump pudiera dirigir el destino del país más poderoso del mundo. En enero del 2017 ese tipo toma posesión y hoy es el Presidente de los Estados Unidos de América. A finales del año pasado, un nutrido y reconocido número de psiquiatras y psicólogos expusieron técnicamente las limitaciones en la personalidad y mentalidad del Donald Trump, ¿y saben qué paso? ¡Nada!

En México, como en otros países, se está viviendo una euforia basada en la ilusión de la incertidumbre, de ahí que las apuestas favorecen virtualmente a la figura de la diferencia.

¿Qué es la figura de la diferencia? Significa que la percepción social de la oferta política asume que casi todos son iguales, entonces la diferencia contrasta y emite una luz de esperanza en un mundo de incertidumbres flotantes y persistentes. Solo basta analizar el discurso y su contenido de los aspirantes a gobernar el destino de México, y en Sinaloa, analizar o contrastar el discurso de los aspirantes a la presidencia municipal. Con esta muestra representativa basta para hacer un ejercicio de abstracción y ver a contraluz lo que esconden las imágenes mentales de los candidatos en mención.

La tarea para el día de hoy es fácil, hay que escuchar dos cosas en los candidatos de la muestra: contenido del pensamiento y velocidad del mismo. El contenido del pensamiento revela las interconexiones de las estructuras del cerebro, y la velocidad se asocia con ansiedad, desesperación y capacidad de análisis, amén del control de las emociones… Solo escuche.

Te puede interesar:

Neuropolítica | Una pregunta

Neuropolítica | El presagio del desastre

 

Leave a Reply