Divide opiniones la patrimonialización de ceremonias indígenas

Por Rey Rodríguez

Alternativo.mx / En contra de la patrimonialización de las tradiciones culturales de las etnias, así como su condicionamiento de rituales y ceremonias ancestrales a las necesidades de la industria turística y al comercio, se pronunciaron representantes de etnias e investigadores que participan en el Encuentro Yoreme Sinaloa 2018, en el marco del Festival de Primavera 2018, que organiza el Gobierno del Estado a través del Instituto Sinaloense de Cultura.

Lo anterior, en el conversatorio acerca de la posible patrimonialización de las ceremonias del venado y las pascolas, donde participaron Amparo Sevilla, investigadora del INAH; Francisco López Bárcenas, investigador; Bernardo Esquer por los mayos e Indalecio Moreno Matus por los yaquis, bajo la coordinación de Vicente Amaral Ibarra, director de Patrimonio Cultural del ISIC.

Indalecio Moreno comentó que los ocho pueblos yaquis de Sonora están en contra de la patrimonialización de tradiciones como la danza del venado y de pascolas, porque con ello “se pretenden cambiar cuestiones culturales que son muy nuestras” para ofrecerlas al turismo sin ningún respeto a la tradición.

Por su parte, Amparo Sevilla expresó que “hoy los gobiernos piensan que con la patrimonialización de sus tradiciones, las comunidades indígenas tienen algún beneficio, pero nosotros pensamos que se hace para lucrar con el patrimonio de los pueblos originarios, a los que prácticamente les llegó la orden de que hay que patrimonializar, ni siquiera se consultó a los pueblos… Lo quieren ofrecer al turista pero los únicos que ganan son los empresarios, los hoteleros, los cerveceros, pero no los pueblos originarios”.

López Bárcenas, a su vez, comentó que se trata de un patrimonio cultural inmaterial, no material; las danzas y cantos son ceremonias rituales, no espectáculos para turistas; es una visión del mundo que debemos respetar. La pasada noche los mayos y yaquis estuvieron cantando y bailando bajo la enramada hasta la medianoche, les importó un carajo que hubiera o no gente mirándolos. Hay que apostar más al derecho a la identidad de los pueblos, hay que ver más por ver la pluralidad en las culturas”.

Bernardo Esquer expresó que, en el caso de los yoremes de Sinaloa, no nos importa si se patrimonializan la charrería de Sinaloa o la Fiesta de las Velas de Cosalá, porque son cosas que no nos atañen, pero hay que tener cuidado con lo que tiene que ver con nuestras cosas sagradas.

Te puede interesar:

Con fuerza resurge el Encuentro Yoreme Sinaloa; del 25 al 27

 

Leave a Reply