Neuropolítica | No hay quinto malo

Por David Uriarte

Alternativo.mx / Si dos perros corretean una libre, si el de adelante no la alcanza, el de atrás menos. Los apotegmas ponen a prueba el juicio y la capacidad autocrítica de las personas, por eso, entender o comprender la diferencia entre bueno y oportuno, o bueno y poco conocido, es tarea doble.

Por un lado, los electores tienen la obligación cívica de conocer a profundidad las entrañas morales de sus candidatos y, por otra, los candidatos tienen la obligación moral de mostrar las evidencias de sus dichos o pretensiones.

En los distritos electorales, la oferta política pasa los filtros del precio, el servicio y la calidad, es decir, qué precio paga el candidato por apostarle a su aventura social, qué servicio o contribución ofrece, y cómo medir la certeza de sus dichos o propuestas.

La verdad es la variable invocada como lema de campaña por Luis de la Rocha, sus aspiraciones a representar al quinto distrito electoral federal en Sinaloa como parte de la coalición “Por México al Frente” se desprenden de dos cosas: su conocimiento de las entrañas burocráticas del gobierno estatal y federal, y su vocación de servicio.

Precisamente en su hoja de servicio laboral destaca sus inicios en lo que en 1995 era Banrural, después en la Administración General de Coordinación y Evaluación Tributaria, y en la Administración General del Destino de Bienes de Comercio Exterior Propiedad del Fisco Federal, después en la gerencia del Banco del Ejército, en 2005 director de Planeación, Desarrollo y Atención Ciudadana en la entonces Procuraduría General de Justicia de Sinaloa, en 2007 director administrativo en la Comisión Nacional del Agua, y de 2013 hasta hace unas semanas su desempeño fue en la Secretaría de Gobernación como delegado estatal y recientemente como director general adjunto regional Zona Noroeste.

Al margen de su hoja curricular, Luis de la Rocha deberá remontar a sus adversarios con la verdad al frente.

Luis es un hombre simpático; su inteligencia debe recorrer los caminos necesarios para ser más conocido y su discurso debe ser oportuno más que incendiario o de confrontación.

Es cierto que no hay quinto malo, pero también es cierto que Luis algo le aprendió a Osorio Chong.

Te recomendamos: 

Sinaloa | Lucharemos contra atracos electorales: Robespierre

http://alternativo.mx/2018/04/sinaloa-cuen-anaya-van-menos-500-mil-votos/

Leave a Reply