Neuropolítica | El arte de restar; lo paradójico en la política

Por David Uriarte

Alternativo.mx / Si restar es quitar, la oferta política necesita quitarles votos y simpatizantes a sus contrincantes.

Imaginemos que cada votante tiene una moneda, o se la quitan a la fuerza, o lo convencen de alguna manera para que se las entreguen. Convencer a un niño puede ser fácil, convencer a un adulto no tanto.

El votante es la esencia del proceso democrático, es la harina del pastel electoral. Como dijera el creador de la “Teoría general de sistemas”, Ludwig von Bertalanffy, todo sistema requiere de subsistemas, en este caso tan importante el candidato como el votante.

Para restarle votos al contrincante hay que usar la inteligencia, hay que exprimir la neurona, hay que contextualizar el momento y entender que vivimos en el 2018. La resta o merma a los capitales de los contendientes, es la riqueza que empodera al ganador. En otras palabras, solo quitándole al otro se enriquece el ganador, entendiendo por riqueza la suma de voluntades transformada en votos.

¿Qué hace que una persona decida creer en el candidato y transformar su creencia en voto? Sin duda, las expectativas, la esperanza y la confianza de mejorar las condiciones de vida familiar y social.

Arrastrar ideológicamente de la derecha a la izquierda, o viceversa, del socialismo al capitalismo, transitar del estatismo al libre mercado, fortalecer lo que ya se tiene y convencer al indeciso, es la verdadera competencia y maestría de cualquier candidato a un puesto de elección por medio del voto.

Parodiando a los de las mentes millonarias podríamos afirmar que los votos no se ganan trabajando todo el día, se ganan pensando. La mente es la creadora del éxito o del fracaso en todas las áreas de la vida. Es más fácil pilotear un deportivo Fórmula Uno que la carreta de la resta; quitarles clientes a la competencia es trabajo de una mente brillante, no de un cuerpo atlético.

El arte de convencer a la clientela electoral depende 100 por ciento del trabajo mental, y no del trabajo o el esfuerzo físico. La restar como estrategia político-electoral nos remite a la sobrevivencia evolutiva y la conservación de la especie por selección natural. Sobrevive siempre el más fuerte, y la mejor fortaleza es la mental.

Te recomendamos:

http://alternativo.mx/2018/04/neuropolitica-las-campanas-politicas-riesgo-la-salud/

One Response to "Neuropolítica | El arte de restar; lo paradójico en la política"

  1. Jesus Ramon Lomeli Diaz   abril 4, 2018 at 10:54 am

    Una felicitacion por su interesante y analitico Articulo. Nos ayuda tener otro enfoque de lo que llamamos “Politica”

Leave a Reply