Dolor que mata

Un punto de vista diferente e irreverente

Alternativo.mx / Editorial

Dolor que mata

Tres jóvenes fueron asesinados en Jalisco a manos del crimen organizado.

Otros tres que se suman a la lista de miles que han desaparecido sin rastro alguno y dejando a sus familias sumidas en un dolor infernal durante el resto de sus días, si es que a eso se le puede llamar vida.

Cuando una sociedad se acostumbra a este tipo de hechos sangrientos, se forma un país que va en caída libre rumbo a su desintegración total.

El crimen organizado domina, somete, amenaza y ejecuta en un México dolido, lastimado y olvidado.

No hay gobierno capaz de detener este cáncer.

¿Debemos de perdonar a estos maleantes y asesinos para vivir felices?

La pregunta en la mesa

 

Prometes y prometes.. y nada

Como la vieja canción que entonara Daniela Romo, los candidatos “prometen y prometen…y nada”.

Gilberto Herrera quién busca ser senador por Querétaro, en sus promesas de campaña quiere retomar el tren rápido México-Querétaro y promover una refinería en el mismo estado aún y cuando contamine, siempre y cuando ganen él y AMLO.

O sea, queremos entender que si no ganan ¿nos debemos de olvidar de las obras?

Primero que ganen y después que cumplan con lo que prometen, pero que no nos condicionen a tener obras a cambio del voto.

Amenaza o advertencia

 

¿Quién le entiende?

Ricardo Anaya dijo ante estudiantes del Tecnológico de Monterrey que si Margarita Zavala hubiera sido la candidata del PAN, él votaría por ella.

Y si acaso nos lee, le preguntamos, ¿por qué entonces hizo hasta lo imposible para negarle ese puesto y sacarla del partido, cuando ella iba muy por arriba de él en la preferencia de los panistas?

Anaya fracturó y dividió a la militancia del PAN, por su egoísmo y obsesión por llegar a ser el candidato oficial, no se eligió democráticamente como siempre lo había hecho el partido y para colmo, se junto con dos partidos patitos.

¡Y ahora nos sale con esto!

Neta, no le entendemos

 

Una buenota y sabrosa para terminar

Y no estamos hablando de Jimena Sánchez sino del equipo de sus amores, las Chivas Rayadas del Guadalajara, quienes demostraron que con corazón, se pueden lograr los éxitos y metas que uno se proponga.

Le ganaron al Toronto FC, sudando la gota gorda, pero lo lograron, para conseguir el título de la Liga de campeones de Concacaf.

Deberíamos de tomar su ejemplo para ser así todos los mexicanos.

Tener actitud positiva, sed y hambre de triunfo, anhelo por traspasar fronteras y demostrar que en México existe gente valiosa, culta, creativa, inteligente, responsable, honesta, con muchos valores más y que no todo es narco o políticos corruptos.

No nos regalen un pescado para comer, déjenos pescar

 

 

Leave a Reply