Neurociencia | Mujeres: avances y retrocesos

David Uriarte

Alternativo.mx / Desde la óptica política, las mujeres se han empoderado, y bien. Desde la óptica académica, han competido, alcanzado y rebasado en unos casos a los hombres. Desde la óptica laboral, han demostrado ser competitivas y la evidencia demuestra honestidad superior a los hombres.

En algunos casos han remontado los roles tradicionales e incluso algunas han pospuesto su maternidad desafiando los límites de la seguridad biológica. La tasa de natalidad refleja la consonancia de la tasa de fecundidad en México, el número de hijos va a la baja y de ser un país que hace 50 años el promedio de hijos por pareja era de 10, hoy el promedio es de un hijo por pareja y en algunos casos dos.

La construcción social del género suma valores, actitudes y roles basados en el sexo; las mujeres toman decisiones antes confinadas a la exclusividad de la masculinidad y la relación de poder entre hombres y mujeres cada vez más tiende al equilibrio.

El precio de ser hombre incluye la adaptación evolutiva de una sociedad donde se construyeron mitos y creencias alrededor de la masculinidad que hoy está en plena metamorfosis.

La cultura androcéntrica y falocrática de Latinoamérica privilegia el erotismo en los hombres y el afecto en las mujeres. Esta relación asimétrica de los géneros es la cuna donde se mecen las potenciales familias disfuncionales que terminan en madres solteras, hombres irresponsables, hijos carentes de figuras de autoridad y una sociedad fracturada en su estructura fundamental.

Las mujeres se han empoderado y han demostrado su gran capacidad en muchas áreas de la vida, sin embargo el precio de la transición social en algunos casos es caro, incluso aquí habría que señalar la incursión en terrenos que hace años eran propios de los hombres y que hoy al ser tocados por las mujeres, reciben la misma dosis de injustica que los hombres: la muerte.

Como clasificación del delito, más que nueva, los feminicidios representan una forma de violencia extrema donde la estadística de homicidios solo se estratifica pero no resuelve de fondo el fenómeno social.

Hay avances en la construcción de las nuevas femineidades, sí, y retrocesos también.

Te puede interesar:

Neurociencia | El fracaso de los optimistas

Neuropolítica | El Gen de la mentira

http://alternativo.mx/2018/03/neuropolitica-la-ecuacion-del-triunfo/

Leave a Reply