Sinaloa | De luto la pelota mexicana; muere José Luis “El Pájaro” Ibarra

Luego de estar convaleciente a causa de una Embolia que sufrió, el popular bat boy dejó de existir este día por la madrugada.

Por Fabricio Urías

Alternativo.mx / Con más de 40 años dentro del béisbol mexicano, siempre defendiendo los colores de Tomateros (LMP) y Tigres (LMB), el bat boy José Luis Ibarra Caro dejó de existir este miércoles por la madrugada.

Toda una institución dentro del béisbol el popular Pájaro dignificó el trabajo de utilero dentro de las organizaciones del béisbol mexicano, una tarea que es fundamental para que los peloteros puedan desarrollar con todas las comodidades su juego dentro de los diamantes.

SU IMPRESIONANTE FIGURA.- Es de todos bien conocido que José Luis Ibarra fue un bat boy muy alto, blanco y de cuerpo atlético, que para los que pocos conocían del béisbol en ese entonces pensarían que era uno de los jugadores estelares del equipo.

Dentro de las anécdotas resalta la realizada por la revista Súper Hit en los años 70s cuando Tomateros de Culiacán había contratado a un grupo de extranjeros. Uno de ellos era un primera base alto, blanco, fornido, en ese entonces la cobertura de la LMP era centrada principalmente por la revista Hit y Súper Hit.

Al encargar al reportero unas impresiones y seguimiento de las nuevas contrataciones de los guindas, el fotógrafo se da cuenta que un uniformado salía del dogout de Tomateros con un puño de bates en el hombro y un guante en la otra mano, el periodista rápido pensó en uno de los extranjeros.

¿¡Le puedo tomar algunas fotos!?, exclama el reportero, a lo que Ibarra Caro afirma que sí.

Después de una extensa sesión de fotografías (con varias posiciones al bat), el reportero le pregunta sí hablaba español, a lo que el mismo Pájaro le comenta que sí, no había problema y al comenzar la charla, rápido José Luis Ibarra le dice; “Soy el bat boy del equipo, estoy listo para contestarte cualquier pregunda. Dime a tus órdenes”, a lo que el periodista con cara de asombro le dijo, ¿No es uno de los extranjeros que acaba de contrastar el club?. “No”, respondió. “Soy el que atiende y asiste a los jugadores en Tomateros”.

“Lamentable su partida, fue un ejemplo para mi; como un padre”: José de Jesús Gil

“Una noticia que nos toma por sorpresa. Hace apenas dos semanas hable con él y estábamos poniéndonos de acuerdo para que viniera a pasar unos días a Culiacán y no se pudo. Se me fue mi Pájaro”, fueron las palabras de José de Jesús Gil, uno de los bat boy que convivió día y noche con José Luis Ibarra, durante algunas temporadas en Tomateros de Culiacán.

Con la voz entrecortada, como sí el trago amargo fuera el más difícil de digerir, José de Jesús Gil; “El Güero Gil” como le conocen en Tomateros de Culiacán, expresó su sentir ante la partida del que fuera su amigo, su mentor, su maestro y un padre para él.

Resaltó que fue alrededor de las 5:00 de la mañana cuando recibió la noticia de parte de la hija del extinto bat boy, quien a través de mensaje de texto le confirmaba la partida del “Pájaro”, como aún no asimilaba el hecho, más tarde r4ecibió la llamada de Mario Palazuelos (también bat boy de Tomateros) quien le confirma el lamentable suceso.

“Hace dos semanas hablé con él, de hecho nos estábamos poniendo de acuerdo para pagarle el pasaje a toda su familia y traerlo para que conviviera con la gente de Culiacán, pero lamentablemente ya no se pudo. Me quedé congelado, yo conviví mucho con él y prácticamente me enseñó a trabajar, me dijo como se debía tratar y atender a un pelotero y gracias a eso he llegado hasta donde estoy, por él conseguí trabajar con jugadores de la talla de Vicente Padilla, de Karím García y de Oliver Pérez”, exclamó con un sollozo.

“Como puede ser posible que de un día a otro te llamen y te digan que “El Toto” falleció, para mí es un ejemplo y siempre lo voy a llevar en mi corazón como mi amigo, mi maestro y un padre, la verdad, porque cuando empecé en Tomateros yo lo esperaba a fuera del Chic´s (restaurante) y todo el tiempo que llegaba de Saltillo me procuraba para que me fuera a trabajar con él. Es una lamentable partida”, finalizó.

RESEÑA DE JOSE LUIS PAJARO IBARRA.- Nació en Empalme, Sonora el 12 de enero de 1945. A muy temprana edad inició en el ambiente del béisbol  en 1963 como bat boy  en el equipo Rieleros de Empalme al lado de Ronnie Camacho en la Liga Inverna de Sonora. Tres años después en 1966 pasó al equipo de Ostioneros de Guaymas ya convertida Liga Sonora-Sinaloa.  Tuvo la oportunidad  de ver la rivalidad en aquéllos años entre Empalme y Guaymas con figuras importantes como Ronnie Camacho, Obed Plascencia,  Àngel Castro y  Miguel “Pilo” Gaspar.

Su sobresaliente trabajo en aquéllos años fue llevado por Obed Plasencia  a laborar a la organización Tigres (antes capitalinos) en el cual llegó en el año de 1970 y fue en ese mismo año que fue recomendado al club Tomateros a la Liga Mexicana del Pacífico siendo Gerente del Club guinda; Lenny  Ovies.

En su primera temporada con Culiacán estuvo de manager del equipo Vinicio García teniendo como compañeros a grandes de la historia de Tomateros como Saúl Mendoza,  Roberto Ortiz, Ildefonso Ruiz, Nicolás Vázquez, Horacio Piña, Rubén Amaro y Clearence Jones. Desde entonces ha participado en forma continua durante 40 años en los cuales fue un fiel testigo de 8 campeonatos del equipo y de 2 series del Caribe.

Su apodo de “Pájaro” fue por un tío cercano a la familia siendo aún muy niño.

El José Luis “Pájaro” Ibarra forma parte de una generación de bat boys reconocidos a nivel nacional como Guillermo “Arañita” López (Cd Obregón), Tony Espinoza (Guaymas),  Antonio “El abuelo” Mora (Diablos Rojos del México), Martín Martínez (Monterrey), Dante Lugo (Navojoa)

En el año 2010, Año del  Bicentenario, el equipo Tigres, cumplió 55 años de haberse fundado e incursionado en la Liga Mexicana de Béisbol y José Luis Ibarra fue homenajeado al recibir el pasado mes de mayo una placa conmemorativa por sus 40 años de  labor.

El  popular “Pájaro” ha realizado  funciones dentro del equipo y por su tiempo, ha dedicado ser instructor de nuevas generaciones de bat boy con el equipo Tomateros como Mario Palazuelos, José de Jesús Gil y Tony Romero que aprendieron este arte de una institución con más de 40 años al servicio de los Tomateros de Culiacán.

José Luis Ibarra en vida logró formar una familia a la que le sobreviven su esposa Manuela de Jesús Aguirre en un feliz matrimonio de 43 años, donde procrearon a una hija, Karina Guadalupe.

Descanse en paz, un ícono y toda una institución dentro de los Tomateros de Culiacán.

Puedes leer:

Sinaloa | “Frustrante; no me sentía como local”: Benjamín Gil

Benjamín Gil aclara polémica sobre refuerzos en SC2018

Glorias del beisbol al Salón de la Fama de la SC2018

 

Leave a Reply