Hacer de la paz la noticia, no la violencia: Roveda

Por Luz María Cázarez

Alternativo.mx / Al gobierno de México, sus partidos y políticos, también a sus candidatos, todavía “no les cae el veinte” que la violencia e inseguridad surgida del narcotráfico no debe verse como una guerra sino como la oportunidad para construir la paz, sostiene el periodista Antonio Roveda.

Él es miembro del Consejo de Educación para la Paz de la Unión Europea y Consejal de la UNESCO para temas de Equidad y Género, y estuvo en Culiacán para impartir conferencia, foro y taller cuya temática fue precisamente cómo alcanzar la paz desde la experiencia comparada de Colombia, de donde Roveda es originario y “pazólogo” profesional.

El experto en procesos de paz consideró que el narcotrafico no es exclusivo de Sinaloa sino un fenómeno global y por tanto otros estados de México y otros países no deben ser indiferentes, “como si fuese algo de otro planeta”.

Tampoco, que la guerra entre narcos y gobierno, con la subsecuente violencia, inseguridad y muertos que ello genera, sean el “show” de los medios que revictimicen a las víctimas y condenen a criminales, sin ninguna responsabilidad.

“Debemos cambiar el chip en medios y sociedad, y hacer de la paz la noticia, no la violencia”, expresó el colombiano invitado por la Compañía de Paz, Junta de Asistencia Privada y #ConstruyamosPaz, esfuerzo al que se sumaron la Asociación de Comunicadoras de Sinaloa, el Colegio de Periodistas José Cayetano Valadés, El Colegio de Sinaloa y la Universidad El Rosario Bogotá, Colombia.

-Además de Colombia, ¿qué otro país ha explotado el proyecto de la paz?

“Hay varios ejemplos de contar la paz. Lo hizo Irlanda desde el conflicto religioso, Nicaragua y Salvador, con el fenómeno del narco y la guerrilla, también Sudáfrica por lo racial. Yo hablo del Caso Colombia.”

-¿México no ha comprado este proyecto de y por la paz?

“No, y es triste. Si somos indiferentes y no reaccionamos como medios, periodistas, opinión pública o sociedad civil, entonces el conflicto avanza. Este narcotráfico no es el mismo que el de los años sesentas; hoy hay más muertos, más dinero, conflictos entre cárteles, entonces México debe elaborar su propio discurso y valorar las experiencias de otros países y empezar a hablar de paz”.

-En esta campaña, ¿los discursos de partidos y aspirantes hablan del tema?

“De pronto López Obrador algo mencionó de paz y reconciliación, de perdonar a los delincuentes…”

-Se lo tomaron como una “jalada”.

“Se lo tomaron como una molestia, porque la gente todavía no lo ha entendido. Antes de lanzar algo así hay que preparar el terreno, donde la sociedad civil entienda la necesidad de crear una Ley del Perdón, Víctimas y Protección. Hacer un panel con todos los candidatos a la Presidencia de la República y preguntarles su propuesta de paz, en términos de frenar un conflicto terrible que genera muertos, entre ellos periodistas, muchachos, amas de casa, sicarios, población civil”.

Si ni políticos ni gobierno toman el tema, ¿quién debe hacerlo?

“Debe salir de la propia sociedad civil y como tal exigírselo a sus políticos. Esto es un tema de madurez política, porque si los políticos no asumen este liderazgo lo debe hacer la sociedad civil”.

-¿Cuál es el costo-país de hablar de la paz?

“En Colombia nos costó una década con muchos muertos, con desgaste financiero muy alto, con retroceso en la competitividad del país, un desvío de recursos del producto interno bruto del país por más del 14 por ciento, un Plan Colombia destinado a la guerra, y se descuidaron los sectores social, salud y educación por estar pagando una guerra. Entonces, la paz es más rentable que la guerra”.

-En Colombia, la paz es materia obligatoria en las escuelas, ¿por qué?

“Y lo es desde hace 10 años para todos los niveles, porque era la única manera de asentar el discurso de la paz para un país que debe hablar del tema. No dejarlo a las voluntades sino transformar el discurso nacional y que pase de un discurso de guerra y muchos muertos a un discurso de paz”.

-¿Cuántos “pazólogos” tienen?

“Afortunadamente los pazólogos sustituyeron a los violentólogos, como figura de investigadores e intelectuales que estudiaban el fenómeno de la violencia. Hoy se encargan de pensar el país en términos de paz”.

¿Acaso debe desaparecer la sección policiaca en los medios?

“No debe desaparecer, porque el conflicto existe y debe seguir narrándose, lo importante es cómo se narra, en todo caso evitar la espectacularidad y evitar el uso de términos violentos, revictimizar a víctimas o condenar a victimarios. No es negar la guerra, es tratarla de forma distinta. Es hacer de la paz la noticia, no la violencia, no la guerra”.

Leave a Reply