Neuropolítica | ¿Sufragio efectivo?

Por David Uriarte

Alternativo.mx / ¡Quién les entiende! La queja giraba alrededor del poco tiempo de los servidores públicos electos por la voluntad popular, para concluir los trabajos o dar seguimiento a los mismos. Hoy existe la posibilidad de la reelección, pero algunas voces populares y los liderazgos reales están descartando esta opción, caso concreto el de Sonora, donde la instrucción es que ningún presidente municipal en funciones busque su reelección.

En Sinaloa desconozco si la instrucción es la misma, pero en Salvador Alvarado ya se dieron las primeras muestras de rechazo a la reelección del actual presidente municipal.

Los cuadros partidistas incrustados en el servicio público por la vía de la elección o la designación, más los dirigentes con sus compromisos centrales y locales, ya iniciaron su proceso de ansiedad ante la incertidumbre de ser tomados en cuenta por el dedo “divino”.

Si bien es cierto que la reelección es una opción jurídicamente viable, también es cierto que la llave de esa puerta no la tiene ni el servidor público en funciones, ni los electores; la tiene el “San Pedro” de cada uno de los partidos políticos.

Entre la disciplina política y el interés de cada servidor público se pueden esperar diversas reacciones, es decir no todos los políticos se disciplinan y eso lo veremos en los próximos días.

Lo convulsionado del país abre una puerta de oportunidad para los simpatizantes y no militantes de ciertos partidos, esto genera dos condiciones: por un lado, la sociedad puede proponer a cualquier ciudadano sin filiación partidista a un puesto de elección popular, y por otra parte, los partidos políticos puede hacer uso de otras cartas que ya no tienen en sus desgastados mazos.

En la primera quincena de febrero quedarán los registros de los candidatos a diputados de mayoría relativa y representación proporcional, los candidatos a senadores por el principio de mayoría relativa y representación proporcional, y los candidatos a presidente de México.

El uno de marzo inicia la parafernalia de los políticos que habrán de inundar a la sociedad con mensajes visuales y auditivos pidiendo literalmente que les “perdonen la vida” y los indulten con el famoso sufragio efectivo.

Leave a Reply