El regreso del gobierno opresor

Un punto de vista diferente e irreverente

Alternativo.mx / Editorial

No oigo, no oigo: soy de palo

Nuestro presidente se enoja porque le decimos corrupto y todo le criticamos, pero cuando la sociedad y organismos internacionales como la ONU le pedimos a gritos que no se vote la Ley de Seguridad Interior, milagrosamente los diputados y senadores se ponen a trabajar y la aprueban en fast track.

¿Porqué no han hecho lo mismo para elegir a los fiscales que faltan?

Ninguna autoridad escuchó a la sociedad y se pasaron por el arco del triunfo las súplicas y recomendaciones de miles de instituciones y voces especializadas.

Tendremos al ejercito de policías, en las calles, haciendo lo que no es su actividad principal y peor aún, actuando como antaño en un México de violación de derechos humanos como el de Díaz Ordaz en Tlatelolco.

Ya ni hablar

Y siguiendo en el pasado de México, ahora el nuevo PRI pretende callarnos la boca a los medios de comunicación por criticar sus pésimas actuaciones y raterías

Ya no podremos decirles ladrones a quienes dejan estados en la pobreza como Duarte y su “distinguida” esposa en Veracruz.

Ya no podremos burlarnos de Carmen Salinas por sus filosofía arrastrada y barata a favor de su partido.

Ya no podremos decirle a López Obrador que se deje de burlar de sus seguidores prometiéndoles cosas que no se pueden lograr.

Ya no podremos decirle a Ricardo Anaya que se agandalló del PAN y que por castigo divino ahora ya nadie lo pela.

Ya no podremos decirle al Bronco que primero vea por su estado, antes que venir a competir a la grande.

En fin, si esto sigue así, nuevamente regresaremos a los tiempos de mordaza de Luis Echeverría, que por cierto también era del PRI.

No vemos claro

Y siguiendo con esta cadena de regalos de fin de año que nos da el gobierno federal, atragántese en la cena porque quien sabe cuando volverá a comer bien.

Se aproxima un incremento de luz, gas, gasolinazo, devaluación si nos sacan del TLCAN, aumento en tasas de interés, inflación, 2,880 minutos de anuncios de campañas para las próximas elecciones y por si fuera poco, habrá mundial de futbol.

Hoy surge un nuevo Pepe esperanzador –según ellos- ¡Cuidado! porque el último Pepe que tuvimos nos habló de riqueza petrolera, quiso defender al peso como perro y solo nos dejó en la antesala de la miseria. Para los millennials, estamos hablando de López Portillo también del PRI.

¡Ups! Otro López, ¡Válgame Dios!

Leave a Reply