Psicoterapia | Inequidad farmacéutica

David Uriarte

Alternativo.mx / Las opciones farmacológicas para las disfunciones sexuales femeninas son reducidas; en cambio, los hombres tienen más opciones para mejorar su desempeño sexual.

El próximo año es el 20 aniversario de la molécula sildenafil, cuyo primer nombre comercial es Viagra.

El 27 de marzo de 1998, la Agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en Estados Unidos aprueba el uso de viagra para tratar la disfunción eréctil. Dos años más tarde, la competencia de viagra es Z-Max de laboratorio Schering, una substancia llamada fentolamina cuya función es abrir los vasos sanguíneos del pene y generar erección.

El 19 de agosto de 2003, la FDA aprueba otro medicamento para la disfunción eréctil, el vardenafil del laboratorio Bayer. Ese mismo año, pero el día 21 de noviembre, se aprueba otra molécula de nombre tadalafil, su nombre comercial es cialis.

En 2004, la apomorfina del laboratorio Abbott, surca el cielo de la esperanza de los hombres con disfunción eréctil, dándoles otra opción de tratamiento farmacológico. En 2005, un supositorio que se introducía por donde orina el hombre, contenía una substancia llamada alprostadil cuya absorción inducía erección. En 2006 la misma substancia promovida un año antes, se presentó en inyección intracavernosa (inyección en el pene), pero los hombres no la aceptaron y entró en desuso.

En 2007, los hombres encontraron una opción de testosterona en crema, misma que se aplica en el abdomen y su absorción eleva los niveles de testosterona e induce el deseo sexual.

En septiembre de 2017, el laboratorio farmacéutico Ferring comercializa en México una crema líquida que contiene alprostadil, substancia que se aplica por donde sale la orina en el hombre, y en diez minutos en promedio induce una erección cuya rigidez permite un desempeño sexual satisfactorio, su nombre comercial es vitaros y cuesta alrededor de 300 pesos cada aplicador.

La inequidad es evidente. Existen por lo menos diez opciones farmacológicas para los hombres que desean mejorar su vida sexual, mientras que las mujeres seguirán esperando la justicia farmacológica en el terreno de la respuesta sexual.

One Response to "Psicoterapia | Inequidad farmacéutica"

  1. menwellnessblog   noviembre 14, 2017 at 2:54 am

    Completamente de acuerdo. Deberían existir opciones para ambos. Esperemos que avance un poco la medicina en ese sentido porque a día de hoy, los hombres ya tenemos cremas, pastillas, tratamientos de reempplazo como los de las clínicas Doctor T….

Leave a Reply