Neuropolítica | No vengo a sembrar discordia: Díaz Simental

David Uriarte

Alternativo.mx / El prófugo temporal de la neurocirugía acepta platicar de todo, consciente de su experiencia, competencia y vocación por la salud pública, además, sabedor de los pendientes partidistas y diferencias políticas con algunos servidores públicos del gobierno de Mario López Valdez, y apenas descansando de un tema de sueño y pesadilla para él: las Asociaciones Públicas Privadas (Hospitales).

Víctor será un asesor “asesorado” por personas de experiencia, como el Dr. Humberto Gómez Campaña y otros profesionales de la salud y la política.

Su comentario a bote pronto fue: “No vengo a sembrar discordias; vengo a sumarme con mis amigos… el gobernador Quirino tiene un proyecto muy ambicioso para Sinaloa, y mi amigo el Dr. Alfredo Román Messina lo conozco desde hace más de veinte años, por tratarse de un colega neurocirujano”.

¿Será coincidencia el anuncio de la orden de aprehensión que giró un juez contra el exsecretario de Salud, Ernesto Echeverría Aispuro? Con diferencia de tres horas entre la toma de protesta del nuevo coordinador de asesores de la Secretaria de Salud, y el anuncio de la orden de aprehensión del exsecretario Ernesto Echeverría y cinco exfuncionarios más, las cosas toman un rumbo esperado para muchos e inesperado para otros, pero ese es otro tema.

Cuando Rubén Rocha Moya, jefe de asesores del gobernador anunció su renuncia para integrarse a las huestes de Andrés Manuel López Obrador, los priistas no aplaudieron, como tampoco se pronunciaron cuando se integró al equipo de Quirino.

El caso del Dr. Díaz Simental no será la excepción, es decir, la disciplina priista habrá de dar un voto más de confianza al gobernador.

En su periodo como titular de esa Secretaría, Víctor lidió con intereses gremiales y de grupos, sin embargo, hoy asume una responsabilidad que puede ser poco cómoda, por el ingrediente de sus aspiraciones políticas recientes, pero tendrá que aguantar y demostrar la lealtad a sus amigos al empezar a destrabar con verdadera maestría asuntos políticos y operativos de los Servicios de Salud en Sinaloa, y recordar que no son los tiempos de Renato Vega ni de Juan Millán; son los tiempos de Quirino.

Leave a Reply