Neuropolítica | A los inhabilitados les tiraron el reposet

David Uriarte

Alternativo.mx / Un ofendido le cuenta a su compadre: -¿Te acuerdas del reposet que tanto disfrutaba mi esposa, aquel que me costó tan caro? -Por supuesto que me acuerdo, contesta el querido compadre. -Pues sucede que llego a la casa y encuentro a mi esposa teniendo relaciones sexuales en el reposet. -¿Y qué hiciste, compadre? -Pues qué iba hacer: tiré el reposet.

Así está la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas. Les tiró el reposet a los “pecadores”.

La sociedad ve como un premio el castigo impuesto, al que según lo dicho por la propia titular de la Secretaría de Transparencia “generó un monto perdido de mil 175 millones de pesos”. Lo mismo en el caso donde “se tuvo el hallazgo de obras en construcción que excedían el límite del gasto operativo que establecía el contrato inicial”.

Siete años sin subirse al reposet para el exsecretario de Administración y Finanzas, y tres años para el exsecretario de Desarrollo Urbano. Claro que los contentos con este indulto camuflajeado de pena, son los culpables y el más contento, su jefe.

De todas las auditorías y revisiones de cuentas públicas, se han derivado cerca de 200 denuncias, la mayoría si no es que todas terminarán en procesos administrativos.

El Artículo 53 de la Ley Federal de Responsabilidades de Servidores Públicos señala que las sanciones por faltas administrativas consisten en apercibimiento, amonestación, suspensión, destitución, sanción económica e inhabilitación temporal. Lo peor que le puede pasar a un servidor público en el supuesto del artículo referido, es que lo inhabiliten para subirse de manera temporal al reposet. El deseo de gran parte de la sociedad es que los servidores públicos involucrados en desvíos de recursos, pisen y pernocten un tiempo en la cárcel, de otra forma, las penas impuestas en estos casos, además de un premio, representan una invitación a más de lo mismo.

Las penas que limitan el acceso al instrumento que promueve el placer, incentivan otras vías alternas para su obtención, es decir, tirar el reposet no cambia la esencia de la persona, como prohibir que se vuelva a subir, tampoco.

 

One Response to "Neuropolítica | A los inhabilitados les tiraron el reposet"

  1. Hector   noviembre 13, 2017 at 11:08 am

    Es correcto amigo,es como una invitación a seguir haciéndolo

Leave a Reply