Neuropolítica | País de criminales

David Uriarte

Alternativo.mx / En México hay 123.5 millones de habitantes (INEGI. 11 de junio 2017). Uno de cada cinco mexicanos mayor de 18 años fue víctima de algún delito en 2016. Setenta y cuatro de cada 100 mexicanos mayores de edad perciben la inseguridad como el principal problema en México. La incidencia delictiva 2015-2016 aumentó 4.3%, esto significa un incremento significativo tanto en el número de víctimas como en el número de delincuentes.

La encuesta nacional de victimización y percepción sobre seguridad pública (ENVIPE) 2017, estima que el 61.1% de la población mayor de 18 años. Considera la inseguridad y delincuencia como el problema más importante que aqueja hoy en día a su entidad federativa, seguido del aumento de precios con un 36.5% y el desempleo con 36.3 por ciento. Ocho de cada diez personas se sienten inseguras en la vía pública.

En fin, conocer la prevalencia y la incidencia delictiva del 2016 de manera institucional, deja interrogantes como: ¿Estarán maquilladas las cifras? ¿Esta es la verdadera realidad?

Muchas reflexiones surgen del retrato de la victimización y la percepción de la seguridad pública en México. El crimen es un delito que consiste en matar, herir o hacer daño a una persona. ¿A cuántos mexicanos les han matado la esperanza, herido el sentimiento o dañado sus bienes? ¿Vivimos en un país de criminales?

Materia de estudio psicológico es la víctima y el delincuente. Los sobrevivientes del intento de homicidio, secuestro, extorsión, robo violento, daño a la propiedad o lesiones, por mencionar algunos de los delitos, construyen un sentimiento de impotencia y frustración, de coraje contra la autoridad y perciben sed de venganza.

Por otra parte, los delincuentes se reproducen y salen a delinquir todos los días desde el seno de una familia que los construyó consciente o inconscientemente. El perfil del criminal se fortalece cuando encuentra una vulnerabilidad evidente en su víctima derivada de la impunidad prácticamente garantizada.

Hoy, como todos los días, saldrán a la calle inocentes que se convertirán en víctimas; también saldrán a la calle criminales con su póliza impunidad garantizada.

Leave a Reply