Papá ¿cuándo me va a crecer mi manita?: Yael, luego de su accidente en el Metro

Vivía en Cancún y con cinco años la natación es su deporte favorito


Alternativo.mx/ Sígueme en Twitter @Christofopher

Al salir de Chapultepec, Is Bocet y su hijo ingresaron al Metro de Ciudad de México, en la estación Tacubaya de la Línea 7, cuando descendían algo se le cayó al pequeño y aunque su padre lo tenía tomado de la mano, se agachó quedando sus dedos atrapados en los escalones, las escaleras eléctricas cercenaron la mano derecha del menor de cinco años. Al despertar con el antebrazo vendado preguntó ¿papá cuándo me va a crecer mi manita?

El padre del menor reclama que no exista un botón para detener la marcha de las escaleras eléctricas, además de la disminución de personal en el Metro, incluso asegura que los policías de la estación que tardaron demasiado en llegar, pues un pasajero tuvo que llamar a la ambulancia, le reclamaron el suceso y se mostraron violentos. ¡Oh la policía de Ciudad de México no solo no te auxilia sino que ahora te reclama!

 

Los médicos del Hospital de Traumatología del IMSS en Lomas Verdes a donde fue trasladado el menor, señalan que no se pudo realizar reconstrucción pues cercenó por completo impidiendo unir los tendones de la extremidad.

Él tenía el sueño de conocer a los pingüinos y subirse al Metro. El menor vivía en Play del Carmen y la natación es su pasatiempo favorito. Hoy sería su primer día de escuela en el tercer año de preescolar, sin embargo, permanecerá hospitalizado, hasta que complete la rehabilitación y se recupere de las heridas.

Un accidente que pudo haber sido evitado, un botón para detener las escaleras, los padres más atentos y educación para que los niños jamás vayan jugando con ningún artefacto en la calle.

Debes leer:

Más inundaciones en el Metro; pese al aumento del costo

CAA

Leave a Reply