NEUROPOLÍTICA | El magnetismo de Juan Millán

Por David Uriarte

Alternativo.mx/ La atracción y la repulsión son propiedades eléctricas de los imanes. La política como evidencia del trabajo del político, es el hilo conductor que une la obra con el arquitecto. La evidencia del quehacer político de Juan S. Millán aparece desde los años sesentas del siglo pasado, sin embargo, es a partir de su gubernatura (1998 – 2004), cuando surgen las mediciones de logros y resultados entre él y sus antecesores, entre él y sus sucesores.

¿Por qué medirse o compararse con él? Por el magnetismo político. La atracción de Juan Millán se mide por la repulsión, es decir, las voces de discordia y denostaciones en contra del Rosarense, son el resultado de la observación microscópica de su desempeño político.

Tanto a los creyentes como a los detractores de Juan Millán, les resulta fácil la evaluación de su desempeño político, a los primeros les queda clara la grandiosidad de su obra y a los segundos la pequeñez o insignificancia de la misma. El magnetismo de Juan Millán poco se mira o analiza desde la neurociencia y la psicología.

Los Neurocientíficos viven preguntándose el porqué de las cosas relacionadas con la inteligencia y la conducta. Es sin duda Albert Einstein uno de los hombres más inteligentes del siglo XX, sin embargo, literalmente fue suspendido de sus estudios cuando su maestro de primaria dijo que no podía aprender. Hoy se sabe que el cerebro de Einstein era diferente tanto en su estructura como en su función.

Muchos cerebros tienen un modelo de funcionamiento difícil de entender y mucho más difícil de imitar. Los cerebros que atraen con su inteligencia, son aquellos que cultivan habilidades sociales, emocionales, cognitivas y políticas. La repulsión es el precio de ser diferente y ocurre en todas las áreas de la vida.

Así como la neurociencia demuestra las diferencias estructurales de los cerebros privilegiados, la psicología busca las diferencias funcionales de estos cerebros cuyo magnetismo es a veces poco entendido, pero muy comentado y también criticado. El magnetismo de Juan Millán, se relaciona con una personalidad que amalgama rasgos definidos con proporciones dinámicas poco estudiadas.

Leave a Reply