Dejan las finanzas temblando; el STASE en quiebra

Fabricio Urías  

Alternativo.mx / Con alfileres dejan las finanzas sindicales en Sinaloa la anterior administración del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado, así lo aseguró Gabriel Ballardo Valdez, Secretario General del STASE, asegurando que la deuda asciende a los cerca de 7 millones de pesos.

El líder sindical dijo que es sorprendente la gran deuda que dejó la administración de Armando Heráldez Machado, explicando que los pasivos son de la Junta de Administradora de Fondos Especiales y de pagos a Proveedores, detallando que actualmente se están manteniendo con recursos propios, pues el adeudo a proveedores es impresionantes.

“No hay dinero para mantener el funcionamiento de todas las instituciones del sindicato del STASE y todo el recurso que hemos derogado ha sido por parte de nosotros. Queremos que nuestra base trabajadora sepa en qué condiciones nos dejaron las  finanzas y perdirle ayuda al Gobierno del Estado, porque así no podemos operar y necesitamos atender las necesidades de nuestros compañeros”, explicó el líder sindical.

Carlos Alcantar, secretario de Finanzas del nuevo Comité del STASE explicó que cada cambio de  administración siempre se habían dejado cuentas sanas con la intención de que los entrantes puedan liquidar las deudas y a la vez tener recursos para la operatividad de los primeros meses, pero ahora la situación es crítica y la problemática es que no hat dinero para liquidarle a proveedores.

Lamentó que durante el último año se generó la mayor deuda, donde alrededor de 30 proveedores  son los que están reclamando sus pagos.

“La administración anterior nos entregó una supuesta deuda de 2 millones y medio de pesos aproximadamente, sin embargo observamos en los estados financieros al 30 de abril de este año un importe de diversas cuentas por pagar de casi 7 millones de pesos, mismos que se están analizando para identificar su veracidad y así mismo revisar el soporte documental”, externó.

Destacó que por este desaseo se buscarán hacer una asamblea, donde se determine qué tipo de sanciones serán sometidos los responsables, asegurando que podrían derivarse hasta denuncias penales.

Incluso, resaltó que dentro de los malos  manejos se encontró que 20 trabajadores tienen una deuda de más de 4 millones de pesos, con lo cual tiene folios retenidos con cuentas impagables, ya que los préstamos hacienden hasta 400 mil pesos, mismos que tienen capacidades de descuentos impagables.

Leave a Reply