NEUROPOLÍTICA | ¿A qué hora liberan la energía sexual los políticos? Un día de trabajo con Jesús Valdés

 

Por David Uariarte

Es evidente que no existen dos días iguales aunque ambos tengan 24 horas. Es evidente que no existen dos jornadas laborales iguales aunque la responsabilidad sea la misma. La dinámica de un trabajo que mezcla la política, lo político y el político, es intangible, es como una película cuyo recuerdo solo evoca información.

No es la política partidista, no es lo político del tema, la obra o el servicio, no es el político que encarna las buenas intenciones sociales para cubrir las propias, es una mezcla sui géneris, resultado de las condiciones y circunstancias que ofrece el momento y la época. La parafernalia del sistema político y administrativo tiene un fin determinado, hacer que las cosas sucedan, es decir, dar cumplimiento a las necesidades de la política, lo político y el político.

Cada día trae su propio afán, y en ese día se conjugaron pensamientos, sentimientos, percepciones, actitudes y prácticas típicas de la actividad política administrativa de un alcalde. Lo que piensa el presidente municipal no corresponde necesariamente a lo que dice, es decir, nadie o casi nadie le es fiel al pensamiento, lo cierto es que hilvanó un discurso lleno de preocupaciones por los habitantes de la Capital.

Desde temprano por la mañana hasta tarde por la noche, el teléfono no dejó de sonar, los mensajes se acumulaban en espera de una lectura y una respuesta, la agenda no soportaba más espacios y el contacto con los vacacionistas era una réplica de santa Claus y las esperanzas de los niños. Conforme se morían las horas, revivían las expectativas de aquellos que formaron parte del elenco social, de aquellos que creían que con solo tocar la túnica del Presidente Municipal se curarían sus males económicos y sus malestares físicos.

Las letanías encerraban en una sola estrofa la misma oración, recolección de basura, seguridad pública, agua potable, limpieza de ríos y canales, y por supuesto, una ayudita económica. Desde la petición terrenal de tomarse una foto con el Presidente Municipal, hasta los reclamos insultantes, el día transcurrió con más preguntas que respuestas y una de las preguntas es: ¿A qué hora libera la energía sexual el Presidente?

Leave a Reply