Sobrevivencia

Alternativo.mx/ La selección natural de la especie origina la sobrevivencia. La ciencia demuestra que los genes son la matriz física y emocional de un ser híbrido por naturaleza, en tanto la mezcla de la carga materna y paterna es la materia prima del nuevo ser. Así como la biología se encarga de la evolución física, la mente se encarga de la evolución psicológica y de mantener los perfiles diferentes de cada uno de los pobladores de la tierra.
La vena como se dice en el argot popular, tanto de los artistas como de los políticos tiene su origen en cambios de la epigenetica, es decir, cambios físicos derivados de cambios en el estilo de vida y de pensamiento. Lo anterior significa que la forma de pensar modifica de manera evidente las estructuras celulares de los humanos.
La sobrevivencia de la clase política se debe a su forma de pensar y de actuar más que a la vena genética, en otras palabras, el ser hijo de un político no garantiza una nueva generación de políticos, sin embargo, si una persona se visualiza haciendo, diciendo y pensando como político, llegará indudablemente a desarrollar habilidades y destrezas que lo mantengan activo o en las reservas de los candidatos a ocupar puestos y cargos políticos. No se trata de doctorados o reconocimientos académicos, se trata de una visión de servicio a la política.
Los sobrevivientes de la política a veces son damnificados de la misma, es decir, se han mantenido por tiempo en la fila de la espera y ahí los ha sorprendido la pobreza, la desesperanza o incluso la muerte. Sobrevivir a los temporales inestables y nerviosos de los mercados políticos, habla de salud mental, de salud física, de salud emocional, y de resistencia cognitiva traducida en inteligencia.
Hay que distinguir entre la sobrevivencia de los burócratas cuyas funciones técnicas y administrativas son predecibles y la sobrevivencia de los políticos cuyo que hacer va más allá de reglas y normas. La sobrevivencia política tiene más que ver con habilidades sociales y capacidad de adaptación, espera y negociación. Como en todo, en la política, el que se enoja pierde, por eso solo sobreviven los inteligentes. Todo se mide por resultados.

Leave a Reply