El número 12, ligado a Navidad y Año Nuevo

img_2665

Alternativo.mx | El 12 ha estado íntimamente ligado a la celebración de Navidad y Año Nuevo, pues año con año los creyentes llevan a cabo una serie de rituales que tienen que ver con ese número, como parte de la tradición surgida hace varias centurias en Europa y difundida en América.

Respecto a las 12 uvas, se dice que esta tradición comenzó en España en 1909, cuando viticultores tuvieron un excedente de cosecha de uvas de la temporada y comenzaron a repartirlas entre los ciudadanos, advirtiendo que el comerlas sería de buena suerte.

A pesar de que se le atribuye a este hecho el que hoy en día sea tan popular la práctica de comer uvas junto con las 12 campanadas, historiadores apuntan a que en el siglo XIX los burgueses españoles ya acostumbraban a comer uvas y brindar por el año que se va.

Los años pasaron y esta tradición migró a hogares latinoamericanos, donde es imprescindible colocar el 31 de diciembre, en una copa, 12 uvas, las cuales deberán comerse al momento de cada una de las 12 campanadas que dan la bienvenida al Año Nuevo.

En punto de las 12 de la noche del último día del mes número 12 del calendario también es tradicional dar 12 campanadas, en señal de buena vibra y bienvenida del Año Nuevo.

“Tomar las uvas mientras que suenan las 12 campanadas que anuncian la entrada del año nuevo se ha convertido en uno de los ritos más característicos de las fiestas de Navidad y Año Nuevo en prácticamente todo el mundo occidental”, reporta el portal de noticias Euroresidentes.com

A la hora de las campanadas todas las radios y televisiones paran para juntos celebrar la entrada de año. Las emisoras y televisiones acompañan se visten de gala para acompañar a sus oyentes y espectadores y ser los primeros en felicitarles el nuevo año.

Junto con la tradición centenaria vienen los buenos deseos, también en bloques de 12, quizás porque algunos creyentes estiman que es uno por cada mes del año que comienza.

Los deseos o propósitos de Navidad y Año Nuevo van en función de las necesidades individuales y colectivas, donde las más comunes son la salud física y emocional, el trabajo, el amor y el dinero.

Sin embargo, también hay firmes propósitos de dejar vicios como el tabaco, el alcohol y las drogas, así como depender menos de los equipos móviles, según reportan cibernautas en el sitio soycarmin.com

Adicionalmente, de acuerdo a un estudio realizado por la agencia de investigación de mercados TNS Global México, los principales propósitos de los mexicanos en Año Nuevo son bajar de peso, dejar de fumar, buscar el éxito personal a través de un ascenso laboral e incluso tener pareja.

Aunque muchos creyentes se quedan en el intento de cumplir sus propósitos y alcanzar sus deseos, la tradición seguramente continuará año tras año.

Leave a Reply