En Familia | A grandes males… grandes cambios

Adriana Olvera MedinaAlternativo.mx | El principal tema de conversación en todos los espacios sociales que compartimos es el lamentarnos amargamente de la situación en crisis que enfrenta nuestro país.  De sobra está decir que la situación económica y de salud nos afecta a todos de un modo especial.

Pero ¿qué hacemos desde nuestra responsabilidad? Obviamente que los gobiernos tendrán la suya, y no pretendo justificarles,  al contrario, debemos demandar lo que les corresponda, pero desde la nuestra, la estamos perdiendo totalmente, sobre todo, la cultura del ahorro y del cuidado de la salud, y buscar soluciones que nos ayuden.

Nunca hay ni habrá dinero que nos  alcance. Menos si compramos la comida en lugar de hacerla nosotros, si en lugar de hacerles un lunch a los chicos para la escuela, les damos dinero y no sabremos si es para comprar un refresco o golosinas,  si tratamos de ir a dormir temprano para que descansemos, en lugar de desvelarnos “chateando”, “feisbukeando” o whatsappeando”, y podamos levantarnos un poco más temprano a preparar un desayuno nutritivo y sencillo, en lugar de ir al mercado cercano a la escuela o al trabajo por unos tamales, tacos sudados o gorditas, que en ocasiones será más tardado aun y por supuesto más costoso.

Y si los fines de semana, retomamos los domingos familiares, incluso invitar a los abuelos y todos cooperamos y colaboramos y hacemos una carne asada, o unas hamburguesas al carbón o unos sándwiches y hacemos “picnic” en el patio de la casa, en lugar de irnos a gastar media quincena al restaurante, porque “el fin de semana descansamos”, elaborar un platillo sencillo y en casa no implica invertir mucho tiempo ni dinero, y si propicia la convivencia y el apoyo de todos.

¿Y si en lugar de gastar la otra mitad de nuestros ingresos en la rigurosa compra de “quincena” en las tiendas de ropa de “marca”, aprovechamos al máximo la ropa que tenemos ?

Habrá quien pueda y darse el lujo de hacer todos esos gastos, pero hay en su gran mayoría quienes no.

Lo importante es que ante todo pensemos con responsabilidad en tener el hábito del ahorro y no endeudarnos con tarjetas de crédito por gastos innecesarios y superfluos y sobre todo cuidar nuestra salud y de nuestra familia, comiendo sano, descansando, conviviendo, haciendo al menos un poco de actividad física con ellos el fin de semana y ver películas en casa, con palomitas caseras o en “el micro” y ahorrarnos ese dinero para irnos de vacaciones el próximo verano. O atender ese tratamiento médico que hemos pospuesto por anteponer otros gastos menos importantes.

Cuidemos nuestra salud y nuestros ingresos. ¡Los más beneficiados seremos nosotros!

Adriana Olvera Medina

Terapeuta Familiar Sistémico-Dinámico

Orientación y Educación Familiar

e-mail: adolmac1@hotmail.com

Twitter: @AdrianaOlvera24

 

Leave a Reply