Proambiental | Delitos contra el ambiente

Israel Chávez PozasAlternativo.mx | Un delito contra el ambiente se puede definir como un atentado contra la naturaleza, que es sancionado con penas de prisión gracias a la existencia de legislación que protegen el entorno y los recursos naturales, en los términos que establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Recién el medio ambiente empezó a cobrar importancia muy significativa en las legislaciones, gracias al surgimiento del derecho de la salud principios del siglo XIX.

En nuestro país fue en 1996 cuando se adicionó al Código Penal Federal, antes para el Distrito Federal en materia del fuero común y para toda la Republica en materia del fuero federal, el Titulo Vigésimo Quinto denominado “Delitos Ambientales”, en dicho Título se establecieron, en términos generales, las figuras ilícitas que tipificaban otras leyes como delitos especiales.

En nuestro Estado el Código Penal en su Título Séptimo, se establecen las conductas consideradas como Delitos contra el ambiente y los animales, estableciéndose penas que van de los 2 a los 8 años de prisión, y de 200 a 500 días multa, con sus debidos agravantes.

Las conductas consideradas como delitos, están basadas en el principio de atentar contra los valores esenciales de la sociedad y contra el derecho constitucional a gozar de un medio ambiente sano y adecuado para el desarrollo de la persona.

Las conductas sancionadas como delitos contra el ambiente son: “Transportar, comerciar, almacenar, desechar, descargar o realizar cualquier actividad empleando materiales o residuos peligrosos, en volúmenes que causen o puedan causar daños graves a la salud pública, a los recursos naturales, la flora, la fauna o a los ecosistemas”; “Emitir o descargar en la atmósfera, gases, humos, polvos, olores, vapores o emanaciones similares en cantidades o concentraciones que causen o puedan causar daños graves a la salud pública, a los recursos naturales, la flora, la fauna o a los ecosistemas”.

“Generar emisiones de ruido, vibraciones, energía térmica o lumínica, cuando por su intensidad causen o puedan causar daños graves a la salud pública, a los recursos naturales, la flora, la fauna o a los ecosistemas”; “Filtrar o descargar aguas residuales, líquidos químicos o bioquímicos, desechos o contaminantes en suelos o en aguas de jurisdicción local, o en aguas federales asignadas para la prestación de servicios públicos estatales o municipales, en cantidades o concentraciones que causen o puedan causar daños graves a la salud pública, a los recursos naturales, la flora, la fauna o a los ecosistemas”.

Así como “provocar o propagar por cualquier medio una plaga o enfermedad de las plantas, bosques o cultivos agrícolas, o una epizootia, si con ello se causan o pueden causarse daños graves a los recursos naturales, la flora, la fauna o los ecosistemas del Estado”. “Ocasionar un incendio que dé lugar a un grave menoscabo de los recursos forestales, pastizales o matorrales”.

Estas conductas se agravarán, cuando se ejecuten en territorio decretado como área natural protegida, aumentándose la pena hasta en una mitad.

En muchos de los delitos contra el ambiente, se encuentra un factor común, “los servidores públicos” involucrados en su configuración, a quienes, la legislación penal, los tiene debidamente considerados, por lo que se sancionara con prisión de 6 meses a 3 años y de 30 a 180 días multa, al servidor público que indebidamente: “Apruebe, autorice o permita cambios de uso de suelo contrarios a las normas urbanísticas, ambientales y a los planes y programas de desarrollo urbano respectivos, que afecten áreas protegidas o de preservación ecológica en los términos de la legislación ambiental”. Independientemente de la destitución al servidor público, en los casos en que se acredite su participación en la conducta ilícita y la reparación del daño.

Ahora que sabes esto, te invito a que denuncies si conoces de una conducta de las mencionadas, y requieres de orientación visita www.chavezluque.com deja tus datos y cometarios y nos pondremos en contacto

Lic. Israel Chávez Pozas. Presidente del Colegio de Abogados en Derecho Ambiental del Estado de Querétaro, A.C., Consejero de la Federación de Colegios y Asociaciones de Abogados del Estado de Querétaro; Coordinador de Estudios de Derecho Ambiental del Instituto de Investigaciones Multidisciplinarias de la Universidad Autónoma de Querétaro. Coordinador del Consejo Temático de Medio Ambiente del Sistema de Participación Ciudadana del Municipio de Querétaro. Director General del Corporativo Chavez Luque & Clermont Ferrand Consultores en Medio Ambiente.

Leave a Reply