En Familia | ¿Y usted… sabe dónde y con quién están sus hijos?

Adriana OlveraAlternativo.mx | Antiguamente, una radiodifusora con mucha audiencia en Querétaro, alrededor de las 10 de la noche, interrumpía su programa en turno para dar este mensaje a sus radioescuchas.

En unas cuantas palabras, el locutor con voz vehemente expresaba la pregunta, que era reforzada por ciertas normas y límites que en cuanto al horario era usual que los padres de familia establecieran.

El día de hoy, cuesta trabajo comprobar que no solo no saben ni les consta dónde están, sino que tampoco ponen restricción alguna a los lugares que frecuentan, con quién se acompañan y mucho menos tienen un hora límite de llegada a casa, por lo que sí es muy entrada la madrugada, solo se conforman con que lleguen, sin saber o comprobar en qué condiciones y si quien los deja en casa está en condiciones responsables de hacerlo.

Es bueno y sano confiar en los valores que les inculcamos, ir soltando un poco de manera que podamos ir dosificando los permisos y horarios, pero estos deben ser vigilados en su cumplimiento, ajustarlos y validarlos, o en su caso, emprender las consecuencias a su falta de este.

Es terrible ver familias y matrimonios destruidos por sentimientos de culpa de uno o ambos padres en este sentido, ante accidentes, desapariciones, abusos sexuales y tendencia a las adicciones, alcohol o drogas.

Es importante que al dar un permiso, constatemos que es un lugar recomendable, previa investigación, también asegurarse que van con amigos leales y confiables que en un momento de necesidad presten ayuda y apoyo a los hijos.

El saber dónde irán nos permite anticipar las recomendaciones y prevenir riesgos, dándoles la opción de que si el ambiente es poco aceptable y les incomoda, sepan que estaremos pendientes de recogerlos a la hora que lo necesiten.

Vale la pena sacrificar unas horas de sueño y estar pendientes de recoger a los más vulnerables,  que dejarlos que regresen sin la seguridad de saber si vienen de otro lado o con personas de dudosa reputación.

También aplica para los hijos mayores de edad, jóvenes adultos, es imprescindible que si viven en el hogar paterno, avisen al menos dónde estarán y con quién.

Y en ambos casos, de adolescentes o jóvenes, es también de gran ayuda y tranquilidad tener los teléfonos de los amigos cercanos o de al menos uno de los amigos que les acompañan a una fiesta o antro o evento, de modo que ante cualquier eventualidad no quedemos incomunicados de los hijos.

Papás, por favor, sepan con certeza dónde están sus hijos.

Adriana Olvera Medina

Terapeuta Familiar Sistémico-Dinámico

Orientación y Educación Familiar

e-mail: [email protected]

Twitter: @AdrianaOlvera24

Leave a Reply