Teorías conspirativas del Zika

zika lab
La industria farmacéutica es una de las cuestionadas con este tipo de teorías. | Foto: Archivo

Alternativo.mx | Es una costumbre que cada que sale una enfermedad mundial, cientos de teorías conspirativas salen a la luz invadiendo los medios y las redes sociales. Aquí te presentamos una de ellas:

-El mosquito de Oxitec: esta teoría sostiene que el virus del Zika se propagó en una determinada región de Brasil, donde la compañía Oxitec liberó mosquitos modificados genéticamente para combatir el dengue. Sin embargo, mientras que los mosquitos fueron liberados en Piracicaba, al sur de Brasil, el brote de Zika se registró en Paraíba, al este del país.

-Fertilizante mortal: los illuminati sionistas, a través de una empresa transnacional, habrían propagado deliberadamente el virus con el único objeto de diezmar a la población más pobre y rematar la economía de los países emergentes de Latinoamérica, golpeada por la baja del precio del petróleo. Sería algo doblemente inútil, porque el virus del Zika no es mortal y porque la economía brasileña no depende del petróleo.

-Rockefeller lo hizo: el virus del Zika habría sido patentado ya en 1947, tras ser descubierto en Uganda, por una de las familias más poderosas del planeta, asegura el sitio Conspiracyclub. ¿Para qué? Pues, para asesinar a tantas personas como sea posible. Nuevamente, si así fuera, el trabajo no salió nada bien.

-La vacuna maldita: Tdap, además de ser una defensa eficaz contra el tétanos, la difteria y la tos ferina, sería la responsable de los casos de microcefalia, contradiciendo explícitamente a las otras teorías conspirativas, que aseguran que el único culpable es el Zika. Por otro lado, la vacuna se aplica en diversos países que no han reportado incidencia en malformaciones fetales.

-No existe el Zika: además, no genera microcefalia, al menos desde la perspectiva de los grupos conspirativos que no dudan en afirmar que todo lo que se busca con el relato del virus es generar alarma en la población, de modo que luego surja una vacuna, que la gente se aplicará sin preguntar. Por supuesto, la inoculación transformará a las personas en dóciles zombis del poder.

[Agencias]

Leave a Reply