Día de lluvia, día de poesía y Pessoa

Foto: CC
“Un poema es un ente vivo”, Pessoa. | Foto: CC

Alternativo.mx | Aprovechando la lluvia de marzo loco Alternativo te invita a hacer de este miércoles nublado una excusa para que te tomes un momento y dejes que la poesía invada tu alma y quién mejor que Fernando Pessoa para lograr el cometido.

Decía Fernando Pessoa que un poema es un ente vivo, la tarea de los que la contemplamos es sencilla: conmovernos. Un poema puede llegar a ser tan íntimo como el lector lo permita, tan social como la conciencia lo asimile, lo importante es comprender que la poesía es una llave a nosotros, al diálogo con nosotros mismos y el autor, que ha dejado que su obra lo inmortalice. Hay que recordar que incluso ser inmortal no es sencillo.

La lírica de Pessoa nos permite ser nosotros en todas nuestras facetas, incluso aquellas que desconocemos. Su obra, una de las más originales de la literatura portuguesa, tiene tres heterónimos: Ricardo Reis, Álvaro de Campos y Alberto Caeiro, para quienes inventó personalidades divergentes y estilos literarios distintos.

Frente a la espontaneidad expresiva y sensual de Caeiro, Ricardo Reis trabaja minuciosamente la sintaxis y el léxico, inspirándose en los arcadistas del siglo XVIII. Álvaro de Campos evoluciona desde una estética próxima a la de Whitman hasta unas preocupaciones metafísicas en la tarea de explicar la vida desde una perspectiva racional.

 

Llueve en silencio, que esta lluvia…

Llueve en silencio, que esta lluvia es muda
y no hace ruido sino con sosiego.

El cielo duerme. Cuando el alma es viuda

de algo que ignora, el sentimiento es ciego.
Llueve. De mí (de este que soy) reniego…

Tan dulce es esta lluvia de escuchar
(no parece de nubes) que parece
que no es lluvia, mas sólo un susurrar
que a sí mismo se olvida cuando crece.
Llueve. Nada apetece…

No pasa el viento, cielo no hay que sienta.
Llueve lejana e indistintamente,
como una cosa cierta que nos mienta,
como un deseo grande que nos miente.
Llueve. Nada en mí siente…

 

Te puede interesar:

Sutil, poeta, prodigio… el inolvidable Chopin

“Los Sentados” de Rimbaud

Un remanso al alma: Alejandra Pizarnik

Leave a Reply

Your email address will not be published.