Vivir Mejor ¿Conoce su personalidad?

Imagen-Psicoanalisis-564x338Por: Redacción

Alternativo.mx / Toluca; Méx. a 22 de Febrero de 2016

Etimológicamente, personalidad se deriva del latín persona que significa máscara de actor. Es la modalidad total de la conducta de un individuo, que no es la suma de modalidades particulares o rasgos, sino producto de su integración.

 

Si en su discurso diario existen frases para justificar sus reacciones, seguramente sus rasgos están indicando algo: un trastorno de la personalidad.

 

Un trastorno de la personalidad es un patrón permanente e inflexible de experiencia interna y de comportamiento que se aparta de las expectativas de la cultura del sujeto, tiene su inicio en la adolescencia o principio de la edad adulta, es estable a lo largo del tiempo y genera malestar o perjuicios para la persona.
Existe una clasificación de los trastornos de la personalidad con validez internacional. Se los explicaré brevemente y cualquier semejanza seguramente será casualidad diagnostica.

 

Trastorno paranoide de la personalidad.- es un patrón de desconfianza y suspicacia que hace que se interpreten maliciosamente las intenciones de los demás.

 

Trastorno esquizoide de la personalidad.- es un patrón de desconexión de las relaciones sociales y de restricción de la expresión emocional.

 

Trastorno  esquizotípico de la personalidad.- es un patrón de malestar intenso en las relaciones personales, distorsiones de la perspectiva y excentricidades del comportamiento.

 

Trastorno antisocial del comportamiento.- es un patrón de desprecio y violación de los derechos de los demás.

 

Trastorno límite de la personalidad.- es un patrón de inestabilidad en las relaciones interpersonales, la autoimagen y los afectos de una notable impulsividad.

 

Trastorno histriónico de la personalidad.- es un patrón de emotividad excesiva y demanda de atención.

 

Trastorno narcisista de la personalidad.- es un patrón de grandiosidad, necesidad de admiración y falta de empatía.

 

Trastorno de la personalidad por evitación.- es un patrón de inhibición social, sentimientos de incompetencia e hipersensibilidad a la evaluación negativa.

 

Trastorno de la personalidad por dependencia.- es un patrón de comportamiento sumiso y pegajoso relacionado con una excesiva necesidad de ser cuidado.

 

Trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad.- es un patrón de preocupación por el orden, el perfeccionismo y el control.

 

Existen otros trastornos de la personalidad, pero en términos generales estos son los más frecuentes. Ahora sólo nos queda hacer una autoevaluación y darnos cuenta si nuestra personalidad se caracteriza por alguno de los rasgos o si de plano nos encontramos con un trastorno de nuestra personalidad.

 

Muchas personas sin darse cuenta o sin querer darse cuenta de su trastorno de personalidad, simplemente dicen: así soy yo, siempre he sido así, ya me conocen, soy impulsivo pero en el fondo soy buena gente, jamás me confío de nadie, etc. Si en su discurso diario usted pronuncia estas frases y se conduce bajo estos principios, seguramente sus rasgos están indicándole algo. Le recuerdo, los trastornos de personalidad no se curan con medicamentos.

Leave a Reply