Se dejó picar en el pene tres veces por abejas

Abejaslocas
Aquí una ilustración de la abeja, porque la otra ilustración no es apta para el trabajo.

Alternativo.mx/Todo por la ciencia.

Michael Smith quería sentir la ciencia muy dentro de él, pero mucho muy dentro. Es un estudiante de postgrado de la Universidad Cornell y está especializado en el comportamiento y evolución de las abejas.

Todo comenzó cuando este joven por accidente dejo que se colara bajo sus pantalones una de las abejas y ¡pum!, sintió el piquetazo y no sólo eso, sino además la grandiosa idea de investigar: “en que parte del cuerpo duele más la picadura de una abeja”. Dicho experimento con todo y resultados le valieron para ganar el premio Ig Nobel en la categoría de Fisiología y Entomología.

Los premios Ig Nobel son una versión humorística de los premios Nobel en el ámbito científico, y está destinado por ejemplo a pruebas y proyectos que parecieran ser sacados de una película de humor extremo.

Uno de los más grandes descubrimientos fue que “cuanto más dure una vaca echada al pasto, más probabilidades existen de que se ponga en pie”. Interesante.

Estos experimentos, primero hacen reír y luego pensar. El valiente de Smith eligió 25 puntos de su cuerpo para picarse tres veces en cada sitio, para tener una media del dolor y así evaluar el rango de dicho dolor, usando como base, referencia y para control, un piquete en el antebrazo: que es donde son las picaduras más comunes. Durante 38 días sufrió cinco piquetes diarios de abeja y lo que descubrió valió la pena.

Los lugares menos dolorosos, por si tienen una abeja cerca con ganas de picar, son en el cráneo, en la punta del dedo corazón del pie y el brazo… pero si lo suyo es la adrenalina y el dolor, entonces los sitios del cuerpo donde duele más un piquete de abeja son el tallo del pene [evidentemente, deben tener uno atado con terminales nerviosas su cerebro], el labio superior, y la zona más sensible, la aleta de la nariz.

Si no le creen a sus investigaciones, no se preocupen, solo basta poner un vasito de agua dulce, esperar a que venga una abeja y comprobarlo ustedes mismos. Tal vez ustedes puedan ganar el siguiente IG Nobel.

 

Te recomendamos leer:

Investigadores estudian disminución de abejas en México

Veneno de abeja, eficaz como antiséptico y antibiótico

Propiedades curativas de la miel

Leave a Reply